La Leche: Base de la Alimentación de tu Bebé

La Leche: Base de la Alimentación de tu Bebé.

Todos los seres humanos somos mamíferos por naturaleza, por ello, cuando estamos en el primer año de vida, la base de nuestra alimentación es la leche, es de suma importancia que los bebés desde que nacen hasta que llegan a su primer cumpleaños se alimenten diariamente con leche, ya que contiene todo lo necesario para su pleno desarrollo.

Los 3 o 6 primeros meses de vida y hasta donde sea posible, es muy importante que tu bebé consuma leche materna, ya que no hay mejor alimento para que crezca sano y fuerte. A través de tu leche le transmites al bebé nutrientes y anticuerpos que va a ir requiriendo a lo largo de su crecimiento, por ello busca siempre alimentarlo con lo que tu cuerpo produce al nacer tu hijo, la leche materna. Incluso hay médicos que dicen que semanas antes de que sea el nacimiento las mujeres ya tienen leche y necesitan estimular que salga de su pecho para poderle dar de comer al bebé en cuanto nazca.

Si tu caso es que no le puedes dar de comer a tu bebé, por ejemplo por tener el pezón invertido, entre otras causas, es indispensable que le des leche de fórmula, la mejor manera de saber cual es la indicada para tu hijo es que la recomiende tu pediatra, él como experto podrá valorar si le cae bien o mal al estómago de tu bebé, si tiene los nutrientes necesarios para su desarrollo, etc. Hay muchas opciones en el mercado y generalmente en los cuneros de los hospitales, ya existen convenios con las marcas para que a los recién nacidos les den cierta formula, pero una vez que salgan del hospital puedes hablar con el pediatra y decidir si continúan con esa fórmula o no.

También a muchos bebitos les mandan leche en fórmula para complementar la leche materna, esto por si la mamá no produce suficiente leche para que el pequeñito(a) coma, para que no se quede con hambre muchos pediatras recomiendan a las mamás que se peguen al bebé el mayor tiempo posible al seno, ya que con ello la misma succión del bebé le avisará a tu cuerpo que debe producir más leche, también puedes apoyarte con un sacaleche par almacenar el exceso que puedas tener y seguir produciendo.

Generalmente llega un punto en el que la leche materna ya no es tan bien aceptada por el bebé, en cuanto prueba el sabor de la fórmula va a tener un parámetro de comparación e irá dejando eventualmente por el sabor y la comodidad del biberón la leche materna, si esto pasa, no te preocupes, tu bebé estará listo para seguir con su desarrollo y puedes estar tranquila que con el apoyo del pediatra seguirá creciendo sano y fuerte.