Cuidados Prenatales al Inicio del Embarazo

Cuidados Prenatales al Inicio del Embarazo.

El llevar un embarazo saludable ayuda a que la salud de la mamá y del pequeño sea buena durante todo ese tiempo y al nacer el pequeño, contará con estar sano y fuerte para iniciar su vida en las mejores condiciones posibles, por ello, en cuanto la mujer sepa que está embarazada, debe de ir con su médico a corroborarlo y comenzar con los cuidados prenatales al inicio del embarazo porque tendrán mucho por hacer y varias dudas por resolver.

Es ideal que a todas las consultas con el ginecólogo vayan ambos padres porque así tendrán la atención de un profesional de la salud y podrá ayudarlos con las inquietudes de ambos con todo lo referente a la espera del nuevo integrante de la familia, por lo que busquen ir con calma y tiempo porque en la primer consulta, el médico generará un historial donde deberá incluir varios detalles importantes como: tiempo del ciclo menstrual, el uso de anticonceptivos, si hubo embarazos anteriores o abortos, si padece la mamá o el papá alguna enfermedad grave, el historial de la familia, etc. Con los cuidados prenatales al inicio del embarazo, el médico solamente buscará cuidar lo mejor posible a la madre y al bebé para que todo se dé en las mejores condiciones posibles, así que sean sinceros con él o ella.

Con la fecha de la última menstruación, el médico podrá establecer una fecha aproximada de parto y la cual se calcula contando 40 semanas desde el inicio del último periodo o añadirá siete días al primer día del último periodo y luego restará tres meses y con base a ello, el doctor podrá ir viendo el avance del bebé mes con mes, ya sea con tactos o con ayuda de ultrasonidos.

Los cuidados prenatales al inicio del embarazo deberán contar también con un examen físico, es decir, se deberá hacer una revisión del peso, altura y presión sanguínea, además escuchará el corazón de la mamá y evaluará su estado de salud general. También se requiere hacer una exploración, por lo que examinará la vagina, la obertura del útero, particularmente el cérvix en busca de que todo esté en las condiciones normales, porque con los cambios en el cérvix y en el tamaño del útero se puede confirmar el estado gestacional de la mujer.

Debemos mencionar que el ginecólogo puede mandar a hacer algunos exámenes de laboratorio como el Papanicolau para diagnosticar la salud del cérvix, es decir, que no haya cáncer cervical, también un análisis de sangre conocer el tipo de sangre, medir la hemoglobina, ver la inmunidad y detectar la exposición ante otras infecciones. También en los cuidados prenatales al inicio del embarazo se recomienda hacer un examen de orina para buscar señales de infecciones en la vejiga, en el tracto urinario o en los riñones, por lo que no deben de dudar en practicárselos en un laboratorio de prestigio.