Embarazo - Cambios en la Piel

Embarazo - Cambios en la Piel.

Una de las primeras señales que quizás adviertas es que tu piel tiene más manchas o que está más seca de lo normal debido al aumento de los niveles de progesterona.

Muchas mujeres también desarrollan en sus piernas y el esternón unas líneas rojas con formas de araña llamadas arañas vasculares, que son pequeños vasos sanguíneos de la piel que se han extendido debido al aumento en la producción de estrógenos. Suelen desaparecer después del embarazo y no deben ser motivo de alarma. El flujo sanguíneo que llega a tu piel ha aumentado y como las venas ahora están mucho más dilatadas. Al margen de lo molesto que te pueda resultar tu repentina intolerancia a las temperaturas moderadamente cálidas, esta adaptación es esencial, porque necesitas poder deshacerte del incremento de temperatura que generas por el aumento del ciclo metabólico y el flujo sanguíneo.

La piel de tu área genital comenzara a oscurecerse y probablemente notes que tu flujo vaginal aumenta. Esto se produce por la secreción de una sustancia acuosa que se mezcla con las células que se desprenden de las paredes vaginales. Normalmente este flujo tiene consistencia mucosa y un color claro o lechoso. Si el flujo se torna amarillento, despide un olor desagradable o te produce picor o dolor, consulta a tu médico de cabecera
.