Algunas Recomendaciones para Alimentar a un Bebé Prematuro

  • 8/26/2016 7:39:15 PM
  • Bebe

El sueño de muchas madres es tener a su bebé en brazos, mimarlo y darle todo el amor del mundo. Además, vivir con el toda la experiencia de amamantarlo como una forma de apego y cuidado.

Pero cada bebé es una experiencia única y diferente, si eres de las madres cuyo bebé está en la Unidad de Cuidado Intensivo Neonatal, esos planes de cuidados que tenías para tu mené han de cambiar, especialmente en lo que a alimentación se refiere.

Ya sea amamantándolo o dándole el biberón es necesario que sepas un poco más de cada uno de estos métodos.

La Lactancia y el Bebé

Como ya debes saber, la mejor opción alimenticia para un neonato es la leche materna esto por la cantidad de beneficios que brinda a la salud del nuevo integrante de la familia. Pero en el caso de los bebés prematuros, no siempre están preparados para ser amamantados.

Por ello la madre debe aprender cómo extraerse la leche para alimentar al pequeño mediante0una sonda conectada a su estómago. Si tu bebé no es capaz de succionar, la alimentación por sonda es la mejor manera de que reciba leche materna.

Quizá esto te cause tristeza o decepción por no poder amamantarlo como quisieras, pero el hecho de que sea la leche de tus pechos la que lo alimente, así sea a través de una sonda, debe darte motivos de alegría, pues la leche materna es un regalo verdaderamente especial y benéfico que le puedes dar a tu bebé. Y cuando esté listo para succionar, podrás empezar a colocarlo en tu pecho.

Acá te exponemos algunas recomendaciones e ideas ante las dificultades de amantar a tu pequeño si se halla en cuidados intensivos neonatales:

• Comienza a extraerte la leche lo antes posible. Utiliza el sacaleche que mejor se adapte a tus necesidades. Prueba un sacaleches eléctrico como los que usan en los centros hospitalarios.

• Establece un ritual relajante para acondicionar tus pechos y lograr que expulsen leche cuando es hora de extraerla o amamantar al bebé. Hay algunos productos naturales como el hinojo que te ayudarán con la producción de leche.

• Comenta tu deseo de amamantar a tu bebé con el equipo médico a cargo de su atención. Solicita hablar con el especialista en lactancia de la NICU y con otras madres que tengan bebés en la NICU y que estén extrayéndose leche o amamantado a sus bebés con éxito.

• Para establecer o desarrollar la producción de leche de tus senos, extráela cada 2 horas a 2 horas y media, durante el día y la noche, por un par de días y noches (o de 8 a 12 veces durante el día, si necesitas dormir durante la noche). Después de establecer tu reserva de leche, no dejes pasar más de ocho horas durante la noche y extrae leche al menos ocho veces durante el día.

• Vacía completamente tus pechos cuando te extraigas leche para sacar la leche final, que es la más rica en las grasas y calorías que tu bebé necesita. Sigue extrayéndote leche por uno o dos minutos más después de que se detenga el flujo fuerte o cuando la leche comience a gotear lentamente.

• Sé persistente y no desistas mientras estableces tu producción de leche. Al comienzo las cantidades que extraigas pueden ser muy pequeñas. Si tus pechos no parecen productivos a pesar de la extracción, es posible que te sientas tentada de abandonar el intento. Continúa usando el extractor de leche para seguir estimulando tu producción. Procura descansar más, beber más agua y extraer la leche con mayor frecuencia (en lugar de hacerlo por periodos más prolongados). Tu reserva de leche puede aumentar naturalmente a medida que disminuya el estrés de tu cuerpo.

• Si tu bebé es capaz de succionar, estará más dispuesto a tomar el pecho cuando esté alerta y tranquilo. Solicita alimentar a tu bebé en una sala tranquila y con poca luz para que no se distraiga.

• Recuerda que todas las madres tienen que probar diferentes técnicas para determinar cuál es la que funciona mejor en su caso. Por ejemplo, si tu bebé tiene problemas para agarrar el pezón, intenta utilizar la succión del sacaleches para estirar hacia afuera el pezón antes de acercar al bebé al pecho. O si la leche sale en grandes cantidades cuando comienzas a amamantarlo y el bebé se siente abrumado, extrae primero la cantidad necesaria para reducir la presión o volumen. De esa manera, tu bebé podrá succionar a un ritmo normal sin tragar aire ni atragantarse. Intenta encontrar soluciones que funcionen para los dos.

La Alimentación con Fórmula

Aunque la lactancia es la opción más sana y segura, los bebés también crecen sanos con leche artificial. Existen varias opciones y los especialistas de cuidados intensivos te recomendarán la fórmula adecuada para tu bebé.

Si no pudiste amamantar a tu bebé, que era lo que deseabas, debes tener en cuenta que la alimentación con biberón también es una técnica de acercamiento con el neonato que puedes disfrutar. Haz la alimentación con biberón un momento de intimidad con tu bebé colocándolo sobre tu piel cálida y dejando que observe tu cara.

Es posible que debas esperar algún tiempo para poder darle el biberón a tu bebé. Si es muy prematuro o está muy enfermo, es posible que primero deba ser alimentado por sonda, en cuyo caso se le insertará un pequeño tubo a través de la nariz o la boca hasta el estómago para administrarle la fórmula. Las enfermeras que atienden a tu bebé te mostrarán cómo alimentar a tu bebé por la sonda para que puedas participar en la importante tarea de la nutrición de tu bebé.

  • 1/
Si te gusto este Artículo presiona el Botón Compartir
Articulos Relacionados de Maquillaje

Te Puede Interesar Leer

loading...