Come Suficiente Mi Bebé?

  • 1/7/2011 9:06:33 AM
  • Bebe

Por muchos consejos que hayas recibido, siempre te surgirán dudas a la hora de alimentar a tu bebé. Incluso algunas situaciones totalmente normales pueden hacerte pensar que tiene un problema en este sentido. Por eso es muy importante que te informes antes y que sepas lo que puede ocurrir, sobre todo durante sus primeros días de vida, en los que es fundamental corregir errores.

¿Por qué Pierde Peso? Uno de los datos que más se te quedarán grabados cuando nazca tu hijo es su peso. Sin embargo, con las anotaciones que irán haciendo las enfermeras en esos primeros días comprobarás que va perdiendo algunos gramos, Tranquila, es totalmente normal, se le conoce como pérdida fisiológica y sucede a todos los niños, independientemente del tipo de alimentación que estén recibiendo. Esta pérdida puede ser todavía más acusada en el caso de que el niño haya nacido mediante cesárea o tras un parto prolongado (pues probablemente a la madre se le hayan administrado más goteros). En todo caso, tal como comenta un especialista, hasta el 5° día el niño puede perder peso, para luego ir recuperándolo poco a poco y volver al peso del nacimiento entre el 10° y el 15° día. Éste es, pues, un primer rasgo que puede orientarte a la hora de saber si tu niño, en sus primeros días de vida, se está alimentando bien o hay algún problema.

La Importancia de sus Deposiciones. Al margen del aspecto emotivo de cambiarle su primer pañal y de la sorpresa que puede proporcionarte contemplar el aspecto de su primera caca (es como si fuera alquitrán: negra y pegajosa), estas primeras deposiciones tienen mucha importancia a la hora de valorar cómo se está nutriendo el recién nacido. Así, hay que estudiarlas según el día en el que se producen:

- En el primer y segundo día. Tal como comenta la especialista, si el niño está mamando bien, debe hacer meconio el primer y/o segundo día, y un pipí o dos al día.

- En el tercer y cuarto día. El niño bien alimentado debe hacer más de dos pipis al día más claros que los de sus dos primeros días y unas tres caquitas de tono verdoso.

- Desde el quinto día. Si tu hijo se está alimentando bien al pecho, hará más de tres cacas de un tono ya más amarillo, y orinará unas cinco veces un pipí aún más claro. En todo caso, no te agobies demasiado, pues este control lo llevarán las enfermeras en la maternidad y luego te explicarán las pautas para que tú sepas en casa si todo va bien. Para los niños que toman lactancia materna es el indicativo más fiable que tienen los expertos para comprobar que se está hidratando bien. En el caso de los niños que toman leche de fórmula, se irán apuntando las cantidades que va tomando o dejando del biberón.

¿Cuánto Deben Engordar Cada Día? Hay unos patrones generales de crecimiento que pueden aplicarse al conjunto de los niños que gozan de buena salud para saber si está ganando peso de una forma adecuada o no. Así, el mínimo que se establece, según comenta la experta, es el siguiente: Durante sus dos primeros meses de vida, el bebé debe ganar un gramo por hora, cada día; esto significa que la ganancia deseable sería de 24 gramos al día, aunque los márgenes son más amplios y puede estar dentro de lo normal que el niño gane únicamente 17 gramos al día. En todo caso, hay mucha variación entre los niños. Si se alimenta a demanda, no es problemático que engorde mucho más que estas cantidades, pero si no llega a ellas, probablemente el pedíatra tendrá que examinar al niño con más detenimiento para descartar que tenga algún problema que le impida coger peso. Si el pediatra ve indicios de que algo no va bien, le hará al bebé todas las pruebas que considere pertinentes, pero, en muchos casos, no se trata de nada grave sino de un problema con la técnica de alimentación.

Como Valorar la Ganancia de Peso. A no ser que te lo indique tu pediatra expresamente, no es bueno que te obsesiones con el peso de tu bebé y que recurras continuamente a la báscula. El pediatra no sólo se fija en este dato para determinar si el niño está bien alimentado o no. sino que tiene en cuenta otros parámetros.

- Peso del bebé. El pediatra lo pesará en su báscula dejando transcurrir el tiempo entre pesadas más conveniente (pesarlo de forma continuada no ofrece datos relevantes en muchas ocasiones). Deja que sea él quien vaya registrando su evolución en este sentido.

- Deposiciones. Tal como te hemos comentado, valorará tanto el número como el aspecto de las deposiciones y de la orina del pequeño.

- Estado general. Para determinar si la evolución del niño es correcta y si está bien alimentado, el pediatra observa sí está contento, si tiene buen aspecto... En general, un niño que pasa hambre no muestra un aspecto saludable o reclama su alimento llorando o se muestra excesivamente apagado o aletargado.

- Exploración normal. Es importante que no te saltes ninguna de las primeras revisiones médicas de tu hijo, pues, gracias a ellas, el pediatra podrá explorarlo y darse cuenta de si hay algún problema en este sentido.

  • 1/
Si te gusto este Artículo presiona el Botón Compartir
Articulos Relacionados de Maquillaje

Te Puede Interesar Leer

loading...