Lo que Debes Conocer sobre el Síndrome del Bebé Prematuro

  • 11/4/2016 9:46:40 AM
  • Bebe

Cuando hablamos de síndrome nos referimos al conjunto de síntomas que se presentan juntos y son característicos de una enfermedad o de un cuadro patológico determinado provocado, en ocasiones, por la concurrencia de más de una enfermedad, pero también el término evoca a una serie de fenómenos que concurren unos con otros y que caracterizan una determinada situación, y es precisamente esto lo que sucede cuando un bebé nace prematuro y no asumimos la idea de que esta situación no será así para toda la vida, cuando lo percibimos vulnerable para siempre… estamos ante el síndrome del bebé prematuro.

Cuando hablamos del Síndrome del niño vulnerable o del bebé prematuro, nos referimos a la percepción exagerada de vulnerabilidad de parte de los padres respecto a su hijo, a pesar de que haya superado los periodos de extrema necesidad de cuidado de la salud.

Aun cuando el pequeño esté sano físicamente y vaya desarrollándose adecuadamente según los parámetros estipulados para su edad corregida y su propia curva evolutiva, algunos padres siguen pensando que su hijo es frágil y susceptible a padecer problemas y le brindan cuidados acordes a la percepción derivada de sus temores, y no acordes a las necesidades integrales de su hijo.

Es frecuente en este tipo de síndrome que los padres suelan estar demasiado pendientes y preocupados por la salud física del infante, dudar de sus capacidades para resolver situaciones en forma autónoma, e intentar protegerlos de forma que terminan sobreprotegiéndolo.

La sobreprotección implica proteger por encima de la necesidad, lo cual se constituye un “exceso” que termina inhibiendo las capacidades integrales del niño y, sin quererlo, retrasando u obstaculizando su desarrollo.

Suele haber gran dificultad para poner límites a las conductas del niño ya que se piensa o siente que con “todo lo pasado en la Neo” ahora hay que dejar que haga lo que quiera y cuando quiera. Esto puede perturbar significativamente el desarrollo y su adaptación al mundo social y escolar.

Por ese comportamiento sobreprotector de los padres, los niños pueden tender a responder a las expectativas de vulnerabilidad con un tipo de conducta descontrolada o, en el otro extremo, muy inhibida. También pueden presentar menor desempeño escolar del que podrían tener de acuerdo a sus reales capacidades. Es habitual que también puedan aparecer dificultades en el sueño, alimentación y percepciones erróneas respecto de su propia salud.

Cuando resulta complicado aceptar que se nace prematuro pero que no se es prematuro para toda la vida, cuando cuesta dejar de ver al hijo como vulnerable cuando en verdad ya no lo es, cuando se observa que la vida cotidiana es caótica por falta de límites, se hace necesario pedir ayuda psicológica para reencauzar la crianza de modo de proteger y estimular adecuadamente el desarrollo integral del niño.

  • 1/
Si te gusto este Artículo presiona el Botón Compartir
Articulos Relacionados de Maquillaje

Te Puede Interesar Leer

loading...