Los Cuidados que Requiere un Bebé Prematuro en Casa

  • 8/26/2016 8:20:30 PM
  • Bebe

Aquellos bebés que nacen antes de la semana 37 de la gestación son llamados “Prematuros”, su condición implica la falta de desarrollo de algunos órganos vitales como los pulmones y otras funciones del organismo. Sin embargo, ello no implica que tu bebé no pueda disfrutar a futuro de una vida sana y placentera.

Una vez superada la etapa de cuidados clínicos en el centro hospitalario y tu bebé arribe a casa, debes tener algunas consideraciones especiales en su cuidado y aquí te mostraremos algunas de ellas.

Ten en cuenta que el bebé prematuro tiene las mismas expectativas de desarrollo que cualquier bebé nacido a término, sobre todo si al nacer superaba el kilo de peso pero, una vez en el hogar, estos niños precisan de una serie de atenciones específicas y un estrecho seguimiento médico, especialmente durante su primer año de vida.

Recomendaciones para el Cuido de Bebés Prematuros

Higiene

Es un factor importante, recuerda lavar bien tus manos siempre antes de coger o manipular al bebé prematuro, y mantener muy limpia su habitación. Cada 3 o 4 horas recuerda cambiar el pañal del neonato, aun cuando no lo haya ensuciado.

Ambiente

Debido a su baja grasa corporal, el prematuro debe usar ropa adecuada que le ayudee a regular su temperatura. Su habitación debe estar entre 21º y 24º; no es conveniente que el bebé tenga calor porque le supondría un esfuerzo disminuir su temperatura corporal.

Alimentación

Por excelencia la lactancia materna es la mejor opción para alimentar al prematuro ya que así contribuirás a fortalecer su sistema inmunitario. Su ingesta de comida debe ser con mayor frecuencia, de una a ocho veces diarias. Cuando el bebé no sea capaz de mamar directamente, también se le puede administrar la leche materna mediante una sonda de alimentación. En general, estos niños necesitan un mayor aporte de calorías para poder mantener un crecimiento adecuado, por lo que muchas veces el médico prescribirá suplementos vitamínicos que garanticen una nutrición adecuada.

Vacunas

Al igual que el resto de los neonatos, los especialistas recomiendan que estos niños reciban las vacunas que les corresponden según su edad gestacional. En el caso de la vacuna antigripal, se debe administrar a los prematuros mayores de seis meses, sobre todo si han presentado complicaciones respiratorias o neurológicas u otras complicaciones. También es conveniente que las personas que convivan con el niño se vacunen contra la gripe para evitar cuadros de salud no deseados.

Visitas

Las visitas deben ser dosificadas, en especial los primeros días.No permitas que toquen mucho al bebé ni lo carguen demasiado. Hay que tener especial cuidado con los resfriados o cualquier otro tipo de enfermedad contagiosa, por lo que las personas que tengan intención de visitar al bebé deben estar seguras de no padecer ni haber padecido recientemente ninguna afección similar.

Sueño

Si los recién nacidos suelen dormir entre 16 y 18 horas diarias, debes saber que los prematuros pueden dormir mucho más. Al principio pueden sentirse extraños en la cuna porque mientras permanecieron ingresados había más luz y ruidos, por lo que puede resultar conveniente mantener una luz tenue encendida y la radio a bajo volumen durante los primeros días. A la hora de dormir, se recomienda colocar al bebé boca arriba (salvo que el médico indique otra postura), comprobando siempre que no haya ningún juguete u otro objeto dentro de la cuna.

Salidas y Paseos

Si el tiempo lo permite, no hay nada malo en sacar al niño a la calle, pero hay que evitar siempre acudir a lugares donde haya aglomeraciones de gente para evitar posibles contagios.

Seguimiento

Ten en cuenta que los bebés prematuros precisan de un seguimiento médico especial, sobre todo los nacidos con un peso inferior a 1.500 gramos. Periódicamente se examina su vista y oído, y se controla el desarrollo de su sistema nervioso, prestando especial atención al momento en que sonríen, se sientan y andan por primera vez, así como al lenguaje hablado y el tono muscular. Algunos bebés prematuros necesitarán logopedia o fisioterapia cuando crezcan, y es importante detectarlo cuanto antes.

Consultar al Médico

El pediatra debe ser tu mejor aliado, si observas alguna situación de las que mencionamos a continuación comunícate con él:

• Dificultad para respirar.
• Fiebre o hipotermia.
• Dificultad para despertarse.
• Movimientos oculares anormales o ausencia de seguimiento visual.
• Mal color de cara (cianótico o muy pálido).
• Ensucia mucho menos los pañales.
• Llora sin motivo y de forma prolongada.
• No quiere comer, o come menos.

Estimulación

Es necesario estimular al prematuro para facilitar el desarrollo y maduración de su sistema nervioso. Para eso, es fundamental el contacto del bebé con los padres, y que estos le hablen suavemente, le cojan en brazos y jueguen con él. También es aconsejable colocar un móvil que el bebé pueda mirar desde la cuna.

  • 1/1
Si te gusto este Artículo presiona el Botón Compartir
Articulos Relacionados de Maquillaje

Te Puede Interesar Leer

loading...