Pruebas de Detección y Diagnostico Durante el Embarazo

  • 5/3/2011 2:04:32 PM
  • Bebe

Primer Trimestre

Análisis de sangre. Durante el primer trimestre se hacen varios exámenes de sangre para identificar alguna condición o enfermedad que pueda afectar el desarrollo de la criatura que llevas en tu vientre, como los siguientes :

- Prueba de detección de anticuerpos y grupo Sanguíneo. Si al realizar esta prueba se detecta que el bebé tiene el antígeno de Rh, pero la madre no lo tiene, como es el caso de aquellas madres que son RH negativo mientras su pareja tiene el RH positivo el cual es heredado a su hijo; esta situación médica requiere atención especial durante el embarazo debido a la incompatibilidad del anticuerpo de la madre y el hijo, lo que puede ocasionar serias complicaciones

- Hematocrito y Hemoglobina. Los niveles de estas dos sustancias se miden para detectar si hay anemia.Si se encuentran niveles bajos, el médico puede brindarte tratamiento oportuno.

- Virus de Hepatitis B.
- Rubéola.
Se analizará la sangre para detectar indicios de una infección previa. Si los análisis de sangre revelan que no posees inmunidad, deberás recibir la vacuna después de que nazca tu bebé.

- Sífilis. Si estás infectada y no recibes tratamiento, puedes transmitir la Infección a tu bebé. El tratamiento es inocuo para el bebé

- VIH. es un virus que ataca a ciertas células del sistema inmunológico del organismo y produce el síndrome de inrnunodeficiencia adquirida (SIDA) y, si se detecta temprano en el embarazo, tu hijo puede no verse afectado por el virus e incluso no heredarlo.

- Prueba de Toxoplasmosis. Si tienes la infección activa, necesitas tratamiento, porque puede traer problemas congénitos en el bebé, De Igual forma, a través de estas pruebas serológicas, se determina como están el azúcar, el colesterol y ácido úrico ya que deben estar controlados durante el embarazo.

Prueba de orina: Son necesarias para detectar cualquier infección en los riñones, presencia de azúcar o proteínas que puedan causar la preclampsia.

Prueba de Papanicolau: Este Análisis de células del cuello uterino, se realiza para determinar si han ocurrido cambios en el cuello uterino que puedan causar cáncer o detectar enfermedades de transmisión sexual, que al ser detectados pueden ser tratados sin afectar al bebé.

Para detectar el riesgo de malformaciones fetales se te realizará un análisis de sangre en combinación con una ecografía, aproximadamente entre la semana 11 a la 14, donde se estudia la traslucidez nucal y otros factores, el resultado combinado de ambas pruebas puede arrojar una probabilidad que determinará, si hay un riesgo o no, de tener un bebé con alguna malformación genética, como es el caso del Síndrome de Down, cuando el resultado arroja una alta probabilidad se sugiere hacer otras pruebas adicionales como es la amniocentesis o la biopsia de enfermedades coriónicas para confirmar dicho diagnóstico, El realizarse cualquiera de estas pruebas- amniocentesis o biopsia de enfermedades coriónicas debe ser una decisión tomada, única y exclusivamente por la pareja de padres, debido a los riesgos que conlleva para el bebé realizarlas.

Segundo trimestre
Entre la semana 18 a la 24, a través de un ultrasonido se revisan todos los órganos del bebé, su crecimiento, todo lo más exhaustivamente posible con el fin de poder detectar cualquier anomalía en su desarrollo, y así poder brindar la ayuda que se requiera; según sea el caso, Las pruebas de sangre y orina pueden repetirse en el segundo y tercer trimestre.

Tercer Trimestre
Glucosa:
El nivel de azúcar en la sangre se mide para detectar diabetes. Este examen por lo general se hace cuando ya estás en las últimas etapas de tu embarazo.

Cultivo vaginal: Alrededor de la semana 35 se toma un cultivo de la secreción vaginal en la madre para determinar, si hay o no, la presencia de una bacteria que se llama estreptococos; esta infección puede transmitirse al bebé durante el parto y causar problemas en las primeras semanas de vida de la criatura. Durante el trabajo de parto te pueden administrar antibióticos para ayudar a evitar que el bebé se contagie.

Ultrasonido: Tu Obstetra podrá determinar a través de un ultrasonido, entre la semana 28 a la 37, si se el bebé se encuentra en otra posición que haga necesaria una cesárea para evitar riesgos.

Monitorización fetal: Este monitoreo registra la variación cardiaca del bebé y las contracciones maternas, comúnmente se hace cerca de la fecha de parto o mientras estás en labor de parto.

  • 1/
Si te gusto este Artículo presiona el Botón Compartir
Articulos Relacionados de Maquillaje

Te Puede Interesar Leer

loading...