Remedios Naturales para la Fiebre

  • 1/26/2009 2:17:40 PM
  • Bebe

Hoy en día todo el mundo esta de acuerdo en que la fiebre es un síntoma generado por una causa, y es esta la que debe diagnosticarse y tratarse. Pero, además, se sabe que la fiebre forma parte delos complejos mecánicos defensivos de nuestro organismo, de ahí que la mayoría de los especialistas aconsejen que siga su curso natural si no existe factores de riesgo, como antecedentes de convulsiones o bien problemas de corazón o de pulmón.

Lucha si Cuartel
Se considera que existe fiebre cuando la temperatura corporal medida con termómetro esta por encima de los 38ºC. Pero ¿Por qué se eleva nuestra temperatura? Tenemos un termostato en el hipotálamo que regula el calor de nuestro cuerpo a partir de las informaciones que recibe. En el caso de una infección, las bacterias o virus liberan sustancias que le afectan, disparándose la temperatura. Este aumento brusco, en un primer momento puede provocar escalofríos porque los músculos se contraen para generar calor y los vasos sanguíneos disminuyen el intercambio calórico. Con el aumento de temperatura, el organismo puede luchar mejor contra los intrusos. La batalla ha pasado, el termostato orgánico del bebe hace que vuelva a bajar, mediante la dilatación de los vasos periféricos y la transpiración, de ahí que sude. Por ello, como signos externos, puede estar enrojecido y caliente, y a intervalos, tener temblores y escalofríos.

La Confirmación
Para tomar la temperatura corporal de tu hijo puedes usar cuatro tipos de termómetros: de mercurio, auricular, frontal o digital. Si es un bebe, lo mas practico es tomarle la temperatura en el año, la ingle o la frente. Cuando son mas grandecitos puede hacerse también en la ingle, la axila o el conducto auditivo. Ten en cuenta que la temperatura en el recto o bajo la lengua es medio grado mas alta porque el cuerpo esta mas caliente en el interior que en la superficie.

Lo prioritario es acudir al pediatra para que este pueda diagnosticar la causa. La mayor parte de las veces, la fiebre aguda, de reciente aparición y continua, responde a infecciones víricas y desaparece al cabo de cuatro o cinco días. Bastara con algunos remedios para aliviar su incomodidad, ayudarle a descasar, prevenir la deshidratación y evitar que la temperatura llegue a niveles muy altos.

Gestos antitérmicos
Algunos remedios caseros pueden aliviar molestias que causa la fiebre.

Colócale unas toallas de mano, mojadas con agua fría y escurrida, en la frente y en las muñecas. Cámbialas por otras frescas cuando se caliente.

Frótale suavemente el cuerpo con una toalla mojada o báñale con agua tibia.

Mantén al niño poco abrigado con prendas de tejido naturales. Con un body o una camiseta puede tener suficiente.

Si esta puesta la calefacción, bájala unos dos grados.

Dale de beber a menudo para evitar la deshidratación, pero no le obligues. Ofrécele agua, zumo de frutas rebajados con agua, infusiones, suero…

Si todavía mama, dale el pecho con más frecuencia. Si se siente mal seguramente mamara menos tiempo pero lo hará mas a menudo y mantendrá la hidratación.

Procura que su entorno este muy tranquilo, sin ruido, y que realice solo las actividades que le apetezcan. Normalmente un niño con fiebre busca naturalmente descansar, así que facilítaselo.

Los Tratamientos
Antes de utilizar cualquiera de estos remedios es importante que consultes con el pediatra o el terapeuta al respecto.

Terapia convencional. Actualmente los pediatras suelen aconsejar dos antipiréticos, el paracetamol y el ibuprofeno, hacen que la fiebre remita y elimina el malestar. Las dosis se calculan según el peso o la edad del pequeño y pueden ir alternándose. La aspirina no se aconseja porque se ha asociado con el síndrome de Reye en niños.

Remedios alternativos. Si el niño tiene más de 12 meses, puedes recurrir a varios remedios alternativos. Para rehidratarlo, puedes darle de beber una infusión templada ligera de flor de sauco, ulmaria o de sauce endulzada con un poco de miel. La infusión se prepara calculando una cucharadita de la planta por cada taza de agua.

Si la fiebre esta causada por un resfriado, una bronquitis, unas anginas o cualquier otra afección del aparato respiratorio, el própolis resulta muy útil. Ayuda a aliviar los síntomas de la fiebre al mismo tiempo que acelera la curación al estimular las defensas. El própolis se comercializa en ampollas acompañado con miel. Así los niños se lo toman mucho mejor.

Atención a los riesgos
La mayoría de las veces la fiebre es benigna y anuncia un proceso infeccioso que puede evolucionar con normalidad con el tratamiento adecuado. Pero pueden existir dos complicaciones graves: Las convulsiones febriles y la deshidratación.

Convulsiones Febriles. Afecta a los niños menores de cinco años de edad. Se caracteriza por temblores bruscos en los miembros, incontinencia de esfínteres y puede durar hasta cinco minutos. Si tu hijo presenta convulsiones, procura mantener la calma, llama al medico o a los servicios de urgencia inmediatamente y no te separes de el. Deshidratación. Como la transpiración aumenta considerablemente con la fiebre, existe el riesgo de deshidratación, porque, además, el niño enfermo a veces rechaza la ingesta de líquidos, lo cual empeora la situación. Estos son los signos que pueden delatar que el niño esta deshidratado: decaimiento, ojos hundidos, boca y mucosas secas, piel poco elástica y apagada, poca orina y de color mas oscuro. Ofrécele un suero antideshidratación que puedes hacer tu misma: 1 litro de agua +1/2 cucharadita de sal + 4 cucharadas de azúcar.

  • 1/
Si te gusto este Artículo presiona el Botón Compartir
Articulos Relacionados de Maquillaje

Te Puede Interesar Leer

loading...