Un Bebé Prematuro en Casa

  • 6/8/2010 8:42:23 PM
  • Bebe

Afortunadamente, la tasa de supervivencia de los bebés nacidos antes de tiempo ha aumentado mucho en los últimos años. Los primeros meses de un bebé prematuro suelen transcurrir en una unidad hospitalaria especializada hasta que los médicos le dan el alta (generalmente, cuando alcanza un peso de 2,200 kg). Es entonces cuando los padres se harán cargo de los cuidados del niño en casa, lo que suele generar cierta inseguridad. Si es tu caso, te contamos cómo hacerlo.

Seremos Capaces?

Uno de los primeros escollos que hay que salvar a la hora de ocuparse de un hijo prematuro es la culpabilidad. Muchas madres se sienten responsables de ello, pero la prematuridad no se relaciona con comportamientos ni actividades que hayan podido realizar, pues sus causas se desconocen en la mayoría de los casos. Al margen de este sentimiento, es normal que surja cierta ansiedad paterna, pues son niños que han superado múltiples problemas y hay miedo de que se repitan. En este sentido, uno de los principales temores con respecto al alta hospitalaria es saber detectar si el bebé está respirando bien, pues en el hospital hay un monitor que avisa de ello; por eso, antes del alta le retiramos el monitor para que tomen confianza, desvela la neonatóloga. Además, los padres se preocupan por si la ganancia de peso no evoluciona a un ritmo adecuado.

Pauta Básicas para Atenderlo

En general, un bebé prematuro al que se le da el alta hospitalaria necesita los mismos cuidados que un recién nacido a término, aunque conviene tener en cuenta esto:

• Edad corregida. Se entiende que un bebé es prematuro cuando nace antes de la semana 36a de embarazo; y hablaríamos de grandes prematuros si el nacimiento se produce antes de la semana 28a y/o cuando el niño pesa menos de 1,500 kg. Es muy importante que a la hora de valorar la evolución del niño se tenga en cuenta su edad corregida, esto es, no según la fecha real en la que nació sino restándole las semanas de gestación que le faltarían por completar. Esta corrección de edad debe mantenerse hasta los dos años.

• Menos alimento. En general, los bebés prematuros ganan peso a un ritmo más lento y toman menor cantidad de comida. A la hora de introducir los sólidos en su dieta o ciertos alimentos potencialmente alergénicos habrá que tener en cuenta también la edad corregida.

• Prevenir infecciones. El bebé prematuro tiene más riesgo de contraer infecciones, y es importante evitarlas. Para ello, es conviene lavarse las manos antes de tocarlos, no se debe fumar en casa ni llevarlo a sitios con humo, y hay que eludir los lugares donde haya grandes aglomeraciones de gente.

• Cuidados de la piel. Al igual que pasa con los recién nacidos, la piel de los prematuros es más delicada, por lo que hay que dispensarles cuidados especiales, aunque rutinas como el baño se llevan a cabo sin problemas.

• Estimular siempre. Dar al prematuro una estimulación adecuada es fundamental para que su evolución sea óptima. Los padres han de estimularlo diariamente en casa y apoyándose en centros de atención temprana, adonde serán derivados por el pediatra.

  • 1/
Si te gusto este Artículo presiona el Botón Compartir
Articulos Relacionados de Maquillaje

Te Puede Interesar Leer

loading...