Contra la diabetes, la leucemia y el parkinson

La revista Reproductive Biomedicina publicó hoy el trabajo científico en el que se detalla el proceso de derivación de las líneas celulares Val-3, Val-4 y Val-5, que fueron presentadas por el director del Banco Nacional de Células Madre Embrionarias-Nodo de la Comunidad Valenciana, Carlos Simón ; el director del CIPF, Rubén Moreno, y el conseller de Sanidad, Rafael Blasco.

Según explicó Carlos Simón, estas células madre sirven para luchar contra la diabetes, ya que se pueden programar para que produzcan insulina; la leucemia, con la reconstitución de células sanguíneas, o el parkinson, con la generalización de células neuronales.

También pueden ser usadas en los accidentes cerebrovasculares, para ayudar a la formación de nuevos vasos sanguíneos; en dolencias cardiacas, para regenerar zonas del corazón que han quedado inutilizables tras un infarto, o para enfermedades renales, con la realización de investigaciones para regenerar el tejido renal.

Simón afirmó que estas células madre sirven para tratar lo que no se puede hacer con medicamentos y aclaró que en el CIPF no estamos curando nada específico, estamos dando la oportunidad a otros investigadores de que usen las líneas de células madre para producir un determinado tejido.

El Instituto de Salud Carlos III admitió el pasado 11 de noviembre estas líneas celulares, al tiempo que aceptaba que el centro CIC-bioGUNE de Bilbao fuera el primero en pedirlas a Valencia para trabajar con ellas específicamente en la enfermedad del parkinson.

El CIPF remitirá la próxima semana a Bilbao estas líneas celulares, que también han sido solicitadas por las universidades de Pensilvania y de Columbia, en Nueva York, así como por el Banco Nacional de Líneas Celulares de Suiza, aunque para poder ser remitidas a estas instituciones extranjeras deberán contar con la autorización del Ministerio.

El investigador Carlos Simón explicó que estas células, que pueden ser usadas para hacer cualquier tipo celular, se han hecho sobre un soporte humano y se caracterizan por ser indiferenciadas, inmortales y pluripotenciales.

Esto quiere decir que tienen capacidad ilimitada de proliferación y pueden diferenciarse, bajo condiciones adecuadas, en cualquier tipo celular del organismo y regenerar potencialmente aquellos tejidos dañados de forma crónica o aguda.

Para llevar a cabo el proyecto, el laboratorio descongeló un total de 184 embriones congelados más de cinco años, donados para este proyecto por pacientes del Instituto Valenciano de Infertilidad (IVI) y aprobados por el Ministerio de Sanidad. Finalmente se obtuvieron 24 blastocistos, de las que se derivaron las 3 líneas de células madre embrionarias humanas.

Simón aseguró que la importancia de estas células es que son únicas, pues nunca se había descubierto un tipo celular que fuera capaz de multiplicarse de forma inmortal, y agregó que supone una
fábrica de células humanas para poderlas utilizar en reparar tejidos humanos alterados.

Son como los ladrillos para hacer los edificios que se quieran hacer en medicina regenerativa o el libro en blanco en el cual se puede escribir lo que se quiera, aseguró Simón.

Por su parte, el director del CIPF, Rubén Moreno, explicó que el centro está a la espera de la aprobación, por parte del Instituto Carlos III del Ministerio de Sanidad, de un nuevo proyecto basado en el empleo de nuevas técnicas que permitan extraer células madre sin destruir el preembrión.

Rubén Moreno anunció que en las próximas semanas se pondrán en funcionamiento en el CIPF las primeras Salas blancas del mundo, que permitirán utilizar las células madre como medicamentos y poderlas aplicar al ser humano.

  • 1/
Si te gusto este Artículo presiona el Botón Compartir
Articulos Relacionados de Maquillaje

Te Puede Interesar Leer

loading...