A jugar con tu Bebé

Muchos estudios sostienen que el juego es vital para el normal desarrollo de los niños, porque los motiva tanto física como emocionalmente, les despierta la creatividad, los hace sentir seguros de si mismo y pone a prueba todas sus destrezas físicas. Con el juego, un pequeño aprende a respetar a los demás, a identificar los limites, a trabajar en equipo, a negociar, a manejar sus emociones (tanto el triunfo como la frustración), a pensar en estrategias y a vivir en sociedad.

Aparte de esto, para los padres también es una herramienta para educar. Mientras juegas, formas a tu hijo porque en este tipo de actividad se necesitan reglas, límites y espacio para la creación, condiciones que le serán muy útiles al niño a medida que crece. Sin contar con que podrás conocerlo mucho mejor al ver como responde ante ciertas situaciones programadas e imprevistas.

Para obtener todos estos beneficios debes tener en cuenta la edad de tu hijo y elegir la actividad lúdica indica para el. En la siguiente guía encontraras como entretenerlo desde que nace hasta que cumple su primer año.

De los 0 a los 3 Meses El Sonajero, su Preferido El primer juguete de tu bebé son sus propias manos, cuando las descubra pasara horas mirándolas y estará encantado de ver como se mueven sus dedos. Aprovecha para fortalecer su capacidad de agarre, proporcionándole sonajeros, preferiblemente, de mango ancho. Una actividad sencilla es “pelear” por el objeto. La idea es simple, solo debes coger el muñeco por un extremo y hacer que tu hijo lo tome del otro luego jálalo suavemente, como si trataras de quitárselo.

De los 3 a los 6 Meses Descubre el Movimiento En esta etapa mueve sus manos y brazos sin cesar una y otra vez. Mueve sus piernas como si estuviera haciendo bicicleta y sus brazos arriba y abajo (aleteando). Además, es importante que lo coloques boca abajo y lo motives para que intente alcanzar un juguete. También se entretendrá con sus balbuceos. Usa esas “primeras palabras” para entablar conversaciones con tu hijo; cuando le hables el se callara y te observara curioso, luego te sonreirá y después intentara imitarte.

De los 6 a los 12 Meses La hora de Gatear Comenzara a ampliar sus límites y a reconocer que se puede mover sin ayuda. En este momento, tu hijo ya podrá colocar un cubo sobre el otro y realizar torres que continuara derrumbando una y otra vez para su diversión. De igual modo, empezar a hacer construcciones muy sencillas.

  • 1/
Si te gusto este Artículo presiona el Botón Compartir
Articulos Relacionados de Maquillaje

Te Puede Interesar Leer

loading...