Baño de Sol para El Bebé

El sol es un transmisor de energía imprescindible para tu pequeño, pues estimula la producción de vitamina D (necesaria para que su cuerpo absorba normalmente el calcio y el fosforo, primordiales para la formación de dientes y huesos), además, ayuda a prevenir la ictericia. Y como si esto no fuera bastante, los rayos solares también contribuyen a reforzar el sistema inmunitario, haciendo que tu bebe sea mas resistente a las enfermedades, y estimulan el metabolismo acelerando la actividad celular. Esta claro entonces que existe más de una razón para que los baños de sol se conviertan en un hábito diario desde la primera semana de nacido. Pero es necesario tener en cuenta algunas sencillas normas para que sea placentero y nada nocivo, ya que como todos sabemos, los rayos solares son más fuertes ahora que hace algunos años.

- Escoge el lugar adecuado en tu casa. Debe ser un sitio que no tenga corriente de aire y en donde la luz del sol entre a través del vidrio de una ventana. Recuerda que el bebe no debe ser expuesto a los rayos directos del sol; solo “bañarlo” con su luz y calor, que es muy diferente.

- Alístalo todo. Acomoda una mesa, el “moisés” o un sillón seguro, en el espacio elegido, lleva al pequeño hasta el lugar y quítale la ropa.

- Dale vuelta. Acuesta al bebé boca arriba (verifica que la luz no le de directamente sobre los ojos) déjalo unos 5 minutos y luego ponlo de espalda otros 5 minutos.

- Revisa la temperatura. Fíjate siempre que no haya un calor excesivo, el ambiente debe ser tibio. Hazlo en las horas indicadas. El mejor momento para el baño de sol es entre las 6:00 y 8:00 de la mañana.

  • 1/
Si te gusto este Artículo presiona el Botón Compartir
Articulos Relacionados de Maquillaje

Te Puede Interesar Leer

loading...