Comportamientos regresivos de nuestros niños

De qué depende Las regresiones casi siempre son una expresión de un malestar psicoemocional que se produce como consecuencia de acontecimientos externos que generan estrés en el niño. Estas son las situaciones que frecuentemente repercuten en el pequeño, hasta el punto de hacerle olvidar lo que ya había aprendido:

• El nacimiento de un hermanito o hermanita.
• El inicio del Kinder.
• La vuelta al trabajo de la mamá.
• El repentino alejamiento de una persona importante para el niño, como la abuela o su nana.
• El hecho de tener o conocer una nueva nana.
• La tensión entre los padres, expresada en forma de peleas.
• Haber visto una película o un espectáculo que le ha dado miedo, o de algo que le ha provocado un gran impacto emocional.
• El cambio de casa.

Las regresiones más frecuentes
En general, el niño retrocede en lo que respecta al control de los esfínteres durante el sueño. Es decir, puede empezar a hacerse pipí en la cama de noche, después de no haberlo hecho durante muchas noches seguidas sin necesidad de ponerle el pañal, o bien puede sufrir trastornos del sueño y empezar a tener dificultades para dormirse, o despertar durante la noche.

• Rara vez, las consecuencias del estrés pueden hacer que el niño empiece a tartamudear. Cada una de estas manifestaciones debe considerarse una señal de alarma que no hay que descuidar, porque expresa una petición de ayuda.
• En general, estos momentos de crisis se consiguen superar dedicando al niño más tiempo, una mayor atención y más mimos. Es decir, es necesario hacer todo lo posible para que se sienta querido, protegido y apoyado por sus padres. En cambio, sería erróneo reñirle por lo que hace; de este modo, se correría el riesgo de aumentar su malestar.

Que hacer si se hace pipi en la cama
Si el niño empieza a hacerse pipí en la cama de nuevo, es aconsejable no regañarlo; si es necesario, volver a ponerle el pañal, evitando subrayar demasiado lo que ha hecho, para que no se sienta mal y no generar sentimientos de culpa en él (soy malo, hago enojar a mamá). También se deben dejar pasar algunos días y, después, volver a dejarlo sin pañal durante la noche, teniendo paciencia en el caso de que vuelva a mojar la cama. Si este primer intento es fallido, no quedará más remedio que volver a ponerle el pañal, y pensar en quitárselo más adelante, cuando este período de estrés ya se haya superado
.

  • 1/
Si te gusto este Artículo presiona el Botón Compartir
Articulos Relacionados de Maquillaje

Te Puede Interesar Leer

loading...