Control de la cabeza del bebé

Nacimiento: El bebé tiene los músculos de su cuello débiles y si no se le da un soporte al cargar al bebé, su cabeza colgará. Al cargar al bebé se debe sostener la cabeza del bebé en los brazos.


1 mes: Si el bebé está boca abajo puede levantar su cabeza por unos segundos y si el bebé está boca arriba puede girarla de lado a lado.


2 meses: El bebé puede levantar su cabeza estando boca arriba y también puede mantener su cabeza erguida cuando está sentado, aunque por poco tiempo.


3 meses: Si el bebé está boca abajo levantar su cabeza 45° y mantenerla erguida


4 meses: mantiene la cabeza erguida y alineada con su cuerpo mientras está sentado.


5 meses: continúa fortaleciendo sus músculos, algunos bebés ya tienen el control de su cabeza.


6 meses: tiene control de su cabeza.


El control de la cabeza es importante porque permite al bebé:

Sentar las bases para poder darse vuelta, sentarse, gatear y caminar.

Alimentarse con sólidos , para poder masticar y tragar es necesario estar sentado con la cabeza erguida y alineada con el cuerpo.

No se debe forzar al bebé a mantener su cabeza sin apoyo, pero si puedes estimularlo para que ejercite los músculos del cuello y consiga hacerlo:


Desde que es un recién nacido , acuesta en algunos momentos a tu bebé boca abajo con los brazos hacia delante y flexionados, a 30cm. colócale un objeto llamativo como una simple pelotita de color o una sonaja para llamar su atención, con la finalidad que el bebé haga un esfuerzo por levantar su pecho y cabeza para ver lo que tiene enfrente.


Echese boca arriba y coloque a su bebé sobre su barriga, mientras le habla o le canta, esto es beneficioso tanto para fortalecer los músculos del bebé como afectivamente porque el bebé sentirá su cercanía, su calor corporal y los latidos de su corazón.


Cuando tu bebé haya logrado controlar un poco su cabeza (3 a 4 meses) colócalo boca arriba y tómalo de las manos, comienza a jalar lentamente para levantarlo hasta que quede sentado, luego regresa lentamente hasta que quede echado. Si notas que no puede sostener su cabeza, no lo alces hasta sentarse sino sólo unos 20 cm. y ve aumentando poco a poco conforme veas que puede hacerlo. En caso que el bebé muestre desagrado o llore con este ejercicio, debes dejar de hacerlo.


Cuando el bebé esté sentado en su silla con apoyo, ubícalo en diferentes lugares para que pueda ver diferentes perspectivas que lo motivaran a mover la cabeza.


Tomado de embarazoehijos.com

 

  • 1/
Si te gusto este Artículo presiona el Botón Compartir
Articulos Relacionados de Maquillaje

Te Puede Interesar Leer

loading...