Durante el embarazo, el pescado ayuda al desarrollo del niño

Esa es la conclusión de un reciente estudio británico y estadounidense que contradice el consejo sobre el consumo de pescado para las mujeres embarazadas que proviene de las agencias gubernamentales de los EE.UU.

Para el desarrollo del bebé, al nivel de 12 onzas (340 gramos) de pescado a la semana durante el embarazo, los efectos benéficos de los nutrientes en el pescado sobrepasaron por mucho los riesgos, afirmó el Dr. Joseph Hibbeln. Hibbeln es investigador clínico en el U.S. National Institute of Alcohol Abuse and Alcoholism y autor principal de un informe sobre el estudio que aparece en la edición del 17 de febrero de la revista The Lancet.

Esa valoración contradice el consejo de dos agencias de los EE.UU., la Environmental Protection Administration y la Food and Drug Administration, que publicaron un aviso de interés público en 2004 aconsejando a las mujeres embarazadas que evitaran consumir más de 340 gramos (unas 12 onzas) de pescado a la semana, debido al peligro de envenenamiento con mercurio.

El estudio reciente encontró que la ingesta materna de pescado durante el embarazo de menos de 340 gramos por semana se relacionaba con un mayor riesgo de que los niños se encontraran en el 25 por ciento inferior del CI verbal a los 8 años de edad y con un rendimiento inferior al óptimo en pruebas de conducta social, actividad motriz fina y desarrollo de comunicación y social.

Hibbeln señaló que la FDA y la EPA habían sido informadas de los resultados del estudio.

Suzanne Ackerman, vocera de la EPA, declaró que evaluamos toda la información relevante antes de publicar las directrices. Es demasiado pronto para afirmar si un estudio cambiará las directrices.

Veronica Castro, vocera de la FDA, afirmó que no hemos realizado cambios en nuestra información actual respecto a las mujeres embarazadas y el consumo de mariscos.

El estudio reciente dio seguimiento a los hijos de 11,875 mujeres que vivían en Bristol, Inglaterra, que tenían fechas de parto esperadas entre abril de 1991 y diciembre de 1992. Se les enviaron por correo cuestionarios sobre sus dietas cuatro veces durante el embarazo y luego periódicamente sobre los resultados sociales y de desarrollo de sus hijos.

Notamos que los niños cuyas madres consumieron pequeñas cantidades (menos de 340 gramos por semana) de mariscos mostraban más probabilidades de tener resultados inferiores a lo óptimo en el desarrollo neural, frente a los niños cuyas madres comieron más mariscos que las cantidades recomendadas, informaron los investigadores.

Lo más probable es que los beneficios provinieran del alto contenido de ácidos grasos omega 3 del pescado, señaló Hibbeln. En cuanto al mercurio, el pescado consumido en Inglaterra parece tener más metilmercurio que el pescado consumido en los Estados Unidos, sobre todo el atún, apuntó.

Nuestro estudio ha demostrado que los beneficios de comer pescado sobrepasan los riesgos, afirmó Jean Golding, profesora emérita de epidemiología pediátrica en la Universidad de Bristol y miembro del equipo de investigación. Eso podría tratarse de al menos tres porciones por semana. No con cada comida, pero de la información que teníamos no pudimos ver ningún daño si se comía pescado.

El Dr. Gary Myers es profesor de neurología, pediatría y medicina ambiental de la Universidad de Rochester en Nueva York, y coautor de un editorial acompañante en la revista. Afirmó que el estudio señala que obtener cantidades adecuadas de ácidos grasos de cadena larga es muy importante para el desarrollo cognitivo de los niños.

Además hay pocas fuentes de esos ácidos grasos omega 3 en la dieta, afirmó, como las nueces y las semillas de linaza.

Este artículo realmente señala los beneficios de consumir pescado, dijo Myers. Cuando se piensa en los niños, es importante mantener una visión equilibrada de estas cosas. No hay casos documentados de personas que sufrieran daños por comer pescado. Los informes del daño se basan en estudios epidemiológicos complejos y a veces difíciles de interpretar.

Aseguró que un problema importante de conducir un estudio similar en los Estados Unidos es que es difícil reunir personas que coman grandes cantidades de pescado. Encontrar a un grupo de individuos para estudiar no es fácil.

Ante la pregunta de que qué le recomendaría a las mujeres embarazadas, Myers respondió con otra pregunta: Se sabe que comer pescado mejora el desarrollo cognitivo del niño. Si alguien le dice que podría haber un riesgo de comer mercurio, ¿qué escogería?.

Artículo por HealthDay

  • 1/
Si te gusto este Artículo presiona el Botón Compartir
Articulos Relacionados de Maquillaje

Te Puede Interesar Leer

loading...