El Reiki y Los Niños

Alguna vez te ha pasado que tienes dolor de cabeza, Y tu hijo, con tierno afán por ayudarte, comienza a sobarte la frente con sus manitas y te alivia el dolor? El origen de este espontáneo comportamiento puede estar fundamentado en los principios del reiki, una técnica oriental de sanación natural e integral por medio de la imposición de las manos, que ya es muy conocida y utilizada también en el mundo occidental.
Para entenderlo un poco mejor, reiki es una palabra de origen japonés cuyo significado exacto es energía universal o energía de nuestra vitalidad, que está presente en todo cuanto tiene vida. Su finalidad, desprovista de cargas filosóficas, doctrinarias o religiosas, es alcanzar el equilibrio de mente, cuerpo y espíritu mediante la desintoxicación y armonización de los chakras o centros energéticos que tiene todo ser humano; son siete y están alineados a lo largo de la columna vertebral (corona, entrecejo, garganta, corazón, plexo solar, ombligo y pelvis). Su acción curadora no interfiere con la medicina ortodoxa ni con otros métodos alternativos, afirma íngrid Frye Padilla, una licenciada en Sistemas de Computación e Información, con maestría en Cooperación Internacional para el Desarrollo, quien desde hace ocho años se dedicó por completo al estudio y a la práctica del Reiki Ohm y Kahuna, materias en las que ya alcanzó el nivel de maestra.

En Doble Via
La licenciada Frye, en el Centro CreSer, que dirige en Bogotá, ha trabajado desde hace varios años con niños en las dos vías, es decir, haciéndoles reiki y enseñándoles a aplicarlo. Sí, he tratado a algunos niños, incluso desde que están en el vientre materno. En esta etapa buscamos una sintonización de ambos para que la mamá soporte los cambios hormonales que ocurren en su organismo durante el embarazo, para que esta etapa transcurra en armonía y para que el parto no sea traumático. Dos o tres sesiones son suficientes.
Después de nacido el niño, la alineación de sus energías (una vez al año) le ayuda a adaptarse saludablemente al entorno y a todas las emociones que comienza a percibir, así como a descubrir sus potencialidades y a establecer de qué forma aprende mejor. Algunos son más auditivos, otros tienen facilidad con las manualidades, otros son más hábiles con las aptitudes físicas... Y cuando están más grandecitos, alrededor de los 4 años, pueden empezar la etapa de la Iniciación. Los niños -comenta Frye- nacen con una gran carga de energía, pero con el adoctrinamiento social se van tapando ciertas sensibilizaciones, y esta energía se va desordenando o perdiendo. El objetivo de la iniciación es quitarle los tapones para que vuelva a fluir armónicamente, se conecte con la energía de la Tierra y pueda aquí hacer realidad sus sueños, que sea más perceptivo a las experiencias que lo harán crecer. Se realiza en una ceremonia sencilla, en presencia de los padres.
Posteriormente, el pequeño puede ir ampliando sus conocimientos y aptitudes en talleres de conquista diseñados especialmente para ellos. Estas sesiones son muy vivenciales, generalmente al aire libre, porque ellos no necesitan tantos conceptos ni teorías.

Los Cambios Debemos tener en cuenta que los niños actuales son distintos de los que criaron nuestras abuelas y, por tanto, no podemos tratarlos igual que antes. Son distintos porque su constitución energética es diferente. Digamos que nosotros llegamos al mundo como en una especie de bolsa para que aprendamos; esta bolsa, a medida que acumulamos información, se ha ido abriendo, ampliando, dando paso a seres más sensibles, con mayores talentos; así que, hoy en día, los niños nacen con más herramientas y dones para enfrentar un mundo acelerado, complicado, además cambiante en lo físico, como lo demuestran las variaciones climáticas en el planeta. Entonces, se necesitan personas diferentes en lo emocional, en lo físico y en lo mental.
La especialista considera que los pequeños de ahora son más conscientes, más coherentes, nacen con una visión personal y única, vienen con el chipcompleto. De ahí que algunas veces se diga que los pequeños de esta generación nacen sabidos.
Existen en los niños dones maravillosos; por ejemplo, la capacidad y la sensibilidad para percibir el dolor ajeno y otras emociones, sus habilidades para la tecnología. . .
Ella no cree que haya unos niños más especiales que otros. El gran reto está en saber encauzar a cada uno según sus fortalezas, y aquí es donde los padres desempeñan un papel fundamental en la tarea de guiarlos, de infundirles valores y virtudes, de proporcionarles los parámetros para luego dejarlos escoger con libertad.

Ventajas Del REIKI
En esta disciplina, se habla de las ventajas que les aporta el reiki a los más pequeños de la casa.

- No se sienten agredidos por las emociones de los demás, sino que las reciben con más calma.
- No responden con agresividad, sino que toleran más la convivencia.
- Como son canales receptivos, empiezan a ser más vitales, más alegres, más leales con ellos mismos.
- Se comunican de una mejor forma con los demás.
- Lo que piensan, hacen y sienten va en la misma vía, con lo cual evitan conflictos internos.
- Se concentran y estudian mejor a su manera (los padres deben aprender a descubrir cuál es esa manera). Al armonizar los sentimientos mediante el Reiki, estos se desarrollan de manera pareja.

  • 1/
Si te gusto este Artículo presiona el Botón Compartir
Articulos Relacionados de Maquillaje

Te Puede Interesar Leer

loading...