Esos ruidos cuando duermen nuestros bebés.

Si se despierta por la noche y empieza a gritar y a llorar, cálmale y tranquilízale. Por la mañana, pregúntale qué es lo que ha soñado y dile que no tiene nada que temer. Las pesadillas son normales, pero si las sufre con frecuencia, coméntalo a su pediatra. Los terrores nocturnos son ligeramente diferentes. Es un estado peculiar en el que tu pequeño está medio dormido y medio despierto; puede que tenga los ojos abiertos y hable, pero no está despierto del todo. A diferencia de las pesadillas, es probable que no los recuerde al día siguiente.

Los terrores nocturnos también pueden aterrorizarte a ti, porque no responderá a tus consuelos ni dejará de gritar. Lo mejor es que permanezcas con él hasta que se tranquilice, para procurar que no se haga daño, pero no lo despiertes. No te preocupes demasiado, es una fase que la mayoría de los niños supera a los cinco años.

  • 1/
Si te gusto este Artículo presiona el Botón Compartir
Articulos Relacionados de Maquillaje

Te Puede Interesar Leer

loading...