Estos son los Problemas más Comunes en los Ojos de los Niños Pequeños

Defectos de Refracción. La miopía, hipermetropía o astigmatismo, los llamados defectos de refracción pueden aparecer ya en los primeros meses de vida del bebé. Tratarlos a tiempo supone una garantía para que el niño no pierda agudeza visual. Por eso, en caso de que se frote mucho los ojos (un gesto que suelen realizar continuamente cuando no ven bien de lejos) o se acerquen excesivamente los objetos poniéndoselos a apenas unos centímetros de su cara (actitud propia de los bebés que sufren hipermetropía), conviene visitar al oftalmólogo.

Estrabismo y Ojo Vago. El primero se da cuando no hay un alineamiento correcto de los ojos, es decir, uno se desvía en relación con el otro. Puede producirse por una diferencia de graduación entre un ojo y otro (en uno tiene miopía o hipermetropía y en el otro no, o lo padece en ambos pero no en la misma graduación). Si se trata se soluciona de manera fácil. El ojo vago: el niño, sin causa aparente, ve menos con un ojo que con otro, la solución consiste en poner un parche sobre el ojo con visión correcta para forzarle a utilizar mucho más el otro.

  • 1/
Si te gusto este Artículo presiona el Botón Compartir
Articulos Relacionados de Maquillaje

Te Puede Interesar Leer

loading...