La Expulsión de los Gases del Bebé

Intenta hacer eructar al bebé a mitad de la toma y al terminar. No te preocupes si no eructa, puede que no tenga aire. Si lo tiene pero no es capaz de expulsarlo ahora, quizá lo haga más tarde, acompañado de un poco de leche. Esta regurgitación es normal y ocurrirá cada vez menos a medida que el sistema digestivo del bebé madure y la válvula que se encuentra en la parte superior de su estómago sea capaz de permanecer cerrada. Para facilitar el eructo al bebé, hay que mantenerlo erguido unos momentos de forma que el aire suba sin arrastrar a la vez la leche ingerida.

Intenta provocar el eructo incluso si está adormilado; probablemente no se despierte y es preferible a que lo haga más tarde. Al igual que con los demás aspectos del cuidado del bebé, pronto encontrarás la mejor manera para ayudarle a librarse del aire que ha tragado.

Como Ayudar al Bebé a Expulsar el Aire

- Acomódalo contra tu Hombro
. Con suavidad, frota o da palmaditas en su espalda, para provocar la subida del aire; al estar el bebé derecho, suele ocurrir fácilmente. Puedes poner un pañuelo en el hombro para proteger tu ropa.

- Siéntalo en tus Rodillas. Inclínalo un poco hacia delante y frota o da palmaditas suavemente en la espalda hasta que eructe. Como la cabeza del bebé aun es bamboleante, es importante sujetarlo bien con la mano.

  • 1/
Si te gusto este Artículo presiona el Botón Compartir
Articulos Relacionados de Maquillaje

Te Puede Interesar Leer

loading...