La forma en que nacemos determina nuestra capacidad de amar

El diario El Mercurio publicó que el médico lleva décadas investigando y fundó el Centro de Investigaciones Primarias de Salud, en Londres.

El obstetra propone redescubrir el parto natural, ya que asegura que al dar a luz la mujer está programada para liberar un cóctel de hormonas del amor: ocitocina, prolactina, endorfina, vasopresina. Pero hoy, la mayoría de ellas no lo hace, porque muchas tienen cesárea o un parto vaginal con sustitutos farmacológicos de esas hormonas.

El doctor Odent se pregunta qué pasará con una civilización en la que las hormonas del amor son inútiles. Y consideró que se subestima la importancia del nacimiento en lo que podríamos denominar el desarrollo de la capacidad para amar. Porque cómo nacemos influye en esa capacidad”.

Desde la perspectiva epidemiológica, podemos tener una idea de cuáles pueden ser los efectos a largo plazo de la manera cómo nacemos. Lo interesante es que cuando los epidemiólogos estudian una condición entendida como un deterioro de la capacidad de amar, ya sea del amor a otros o a sí mismos, siempre detectan factores de riesgo en la etapa perinatal”, remarcó el profesional.

Consultado acerca de qué se debe cambiar, dijo que si solamente se usaran los criterios convencionales para evaluar cómo nacen los niños, que nazcan bien, preocuparse de los problemas de salud de la madre y ver cuán costo-efectivo es, tendríamos cesárea para todo el mundo. Pero necesitamos criterios nuevos”.

Asimismo, remarcó que cómo nace un bebé tiene efectos en cómo será la duración y la calidad de la lactancia. También en la forma cómo esa guagua va a establecer su flora intestinal”.

Tomado de infobae.com

  • 1/
Si te gusto este Artículo presiona el Botón Compartir
Articulos Relacionados de Maquillaje

Te Puede Interesar Leer

loading...