¡Mi hijo aún duerme conmigo!

Hacer que los niños duerman solos en su propia cama resulta una tarea a veces muy difícil, sin embargo no es imposible. Y para ayudarte te traemos algunos concejos.

 

Lo importante es que lo acostumbres a una rutina diaria para antes de dormir: puedes darle un baño para que se relaje, leerle un cuento, ponerle música suave, debes hacer que tú hijo pueda conciliar el sueño sin tu ayuda.

 

Colócalo en su cama, apaga la luz o deja una luz muy suave, luego, arrópalo, dale su beso de buenas noches de la forma más natural posible, cuando este tranquilo sal de la habitación poco a poco.

 

Los primeros días es posible que se despierte varias veces en la noche llorando lo que debes hacer es hablarle suavemente desde su puerta para tratar de tranquilizarlo, luego si no se ha calmado entra y acarícialo en la espalda o la cabeza hablándole para calmarlo, si no logras calmarlo cárgalo y abrázalo hasta que se duerma y colócalo nuevamente en su cama de esta forma el entenderá que así no duermas con el estarás pendiente para atenderlo y quererlo.



 

 

 

  • 1/
Si te gusto este Artículo presiona el Botón Compartir
Articulos Relacionados de Maquillaje

Te Puede Interesar Leer

loading...