Mi Pequeño Tiene Reflujo

En qué Consiste? Hablamos de reflujo o regurgitación cuando el bebe expulsa leche en poca cantidad, y sin esfuerzo, pues se le suele resbalar por la comisura de la boca, habitualmente tras cambios de postura. La diferencia con el vomito es que con este ultimo la comida sale de la boca “a presión”, como en escopeta. El reflujo puede ser totalmente normal y no conlleva problema, a menos que empiece a interferir en la ganancia de peso del niño.

Por que se Produce? Por lo general, cuando el bebé se alimenta, la leche pasa, a través del esófago, desde la garganta hasta el estomago, y se deposita ahí dentro. Pero, a veces, no ocurre así y el contenido del estomago sube, causando la inflamación del esófago. Esto es así porque la válvula que conecta el esófago y el estomago permanece abierta demasiado tiempo, lo que facilita la subida del alimento. El reflujo puede ser hereditario, pero también puede deberse a una intolerancia a las proteínas de la leche de vaca.

Cuáles son los síntomas? Uno de los principales síntomas del reflujo es el vomito, pero no todos los bebés que vomitan sufren reflujo. Entre los síntomas que pueden ayudarte a diferenciarlo de otro trastorno están:

- Incomodidad al alimentarse.
- Llanto constante.
- Arqueo de la espalda.
- Sueños intranquilo.
- Dificultad al echar los aires.
- Poco aumento de peso.
- Incomodidad al tumbarle de espaldas.
- Hipo frecuente.

Además, muchos bebés con reflujo manifiestan cierta aversión hacia los alimentos. Asocian el comer con el dolor, de forma que rechazan el biberón o el pecho, y muchos empiezan a perder peso. También pueden tener problemas con los sólidos, ya que desarrollan un reflejo muy sensible al tragar los alimentos, y cuando la comida está en la parte posterior de la garganta se asustan e inmediatamente la escupe.

Como se diagnostica? El reflujo puede confundirse con el cólico del lactante, así que lo mejor es que consultes con el pediatra si tienes dudas. Lo más probable es que te indique algunas medidas sencillas a seguir, como cambiar de leche, si toma biberón, o modificar tu dieta, si lo alimentas al pecho. En el caso de que el bebé continúe presentando síntomas después de estos cambios, pueden hacérsele algunas pruebas esenciales para diagnosticar el reflujo y cerciorarse de que no se trata de cualquier otra dolencia. El reflujo se diagnostica con una endoscopia o midiendo los niveles de acido en el esófago, pero los especialistas suelen hacerlo basándose únicamente en los síntomas y examinando detenidamente al niño.

Tiene Tratamiento? El reflujo varía de un caso a otro, así que es importante que visites a un especialista para recibir el tratamiento correcto. También hay leches artificiales un poco mas espesas que tratan de dificultar su retorno desde el esófago, y los casos más graves se tratan con fármacos que reducen la producción del acido estomacal, alivian el dolor y, además, bajan la inflamación. Si se demuestra que tu bebé sufre una intolerancia a las proteínas de la leche de vaca, quizás le prescriban un hidrolizado (leche a la que se quitan las proteínas). Si lo estas amamantando, tendrás que dejar de tomar leche de vaca y derivados (ojo, pues las proteínas lácteas están presentes en mas alimentos de los que puedas imaginar: embutidos, pan de molde, pates, patatas, sopas…), pero únicamente si el médico te lo aconseja.

Cuando Desaparece? Con el tratamiento correcto, el reflujo puede controlarse, hasta que acaba desapareciendo, habitualmente cuando el niño pasa a la alimentación solida. Pero cuando mas persistan los síntomas, más problemas pueden desarrollarse. Incluso, en algunos casos raros, el reflujo que no recibe tratamiento puede ocasionar trastornos graves como la aversión hacia los alimentos o un estrechamiento esofágico.

Como se Alivia? Te decimos como aliviar los síntomas del reflujo de tu bebé:

- Dale de comer poco y con frecuencia para evitar que el estomago se llene demasiado y pueda echar mejor los gases.

- Después de las tomas, mantenle en posición erguida durante media hora para que el contenido del estomago se asiente, y de esta forma no lo eche.

- Evita la ropa ajustada en la cintura.

- Cuando lo acuestes, ponlo en posición semiincorporada elevando un poco el colchón por la zona del cabecero. Así estará mucho más cómodo.

  • 1/
Si te gusto este Artículo presiona el Botón Compartir
Articulos Relacionados de Maquillaje

Te Puede Interesar Leer

loading...