Regresiones (Retrocesos en el desarrollo)

Demasiado bueno para ser verdad? Quizás si…. Porque un día y sin previo aviso, aquel niño que ya controlaba sus esfínteres vuelve a amanecer mojado, el otro que asombraba a todos por la rápida evolución de su lenguaje parece querer volver a hablar como bebe, el que ya comía como adulto se niega rotundamente, si mama no le da la comida cucharada a cucharada, y el que dormía profundamente resulta que ahora acude cada noche a la cama de sus padres y lloran desconsoladamente cuando lo regresan a la suya. Si los avances que explicábamos al principio te llenaban de gozo y satisfacción, esos “inexplicablemente” retrocesos también te sorprenderán, pero para mal, y no suelen ponerte del mejor humor.

Normalmente estas regresiones suelen coincidir con algún acontecimiento: empieza preescolar, tiene un hermanito, se murió su abuelito, se cambio de casa….

Pero ni siquiera es necesario que se produzcan crisis ni sucesos especiales para que los niños tengan esos retrocesos en su evolución. Se les llama regresiones a esos retrocesos de los niños hacia etapas y comportamientos que parecían ya haber dejado atrás en su desarrollo.

Con la misma naturalidad con que aceptas que a esta edad los niños progresan a una velocidad asombrosa y cada día aprende cosas nuevas, debes aceptar que de vez en cuando necesitas dar un paso atrás para tomar un respiro. Entenderás mejor por que tu hijo, que era de los que ya quería ir solo a todas partes, de repente no quiere separarse de mama. O que ya se pasaba mucho tiempo jugando solo, persigue ahora a su mama por toda la casa cuando siente que se aleja.

Replegarse para Avanzar

En el desarrollo infantil son muy normales estos retrocesos y es como si los niños buscaran en ellos las fuerzas que necesitan para seguir adelante. Su evolución normal no consiste en que unas conductas desaparezca radicalmente de pronto para dejar paso a otras, sino, que los comportamientos recién adquiridos coexisten durante un tiempo con los mas primitivos, y en ocasiones estos vuelven a sustituir a aquellos por una temporada. Por tanto no deben extrañarte los tanteos y retrocesos. El crecimiento es una conquista continua y ardua, al igual que los ejércitos, que a veces deben replegarse para tomar fuerzas antes de seguir avanzando, muchas ocasiones los niños tienen que retroceder hacia los comportamientos que dejaron atrás, ya que les resultan mas familiares, para poder así tomar impulso y emprender nuevos avances.

En ocasiones los padres no son consientes de las circunstancias que provocan las regresiones, incluso de su propia implicación en ellas. Pueden atravesar una temporada difícil en su relación de pareja, o estar estresados por estas circunstancias y, sin que te explique porque, volverse mas llorones, desobediente o caprichosos.

Puede sorprenderte que un niño que ya se mostraba tan independiente vuelva otra vez “pegajoso” como un bebe, te siga por toda la casa, te reclame a su lado para dormirse…. Lo entenderás mejor si lo consideras un conflicto entre la dependencia y la independencia. El pequeño, en sus avances y forcejeos por ser el mismo, se pregunta si no ha ido demasiado lejos, teme perder tu amor y busca entonces la seguridad de tu contacto y el confort de la protección de mama y papa. 

Es cierto que en ocasiones el comportamiento de un niño que regresa a conductas anteriores (y no digamos si hay otro hermanito que atender y poco tiempo disponible) puede poner tu paciencia a prueba. En esos casos te ayudaran dos cosas: primero, darte cuenta que es algo normal y pasajero; y en segundo, repartir la carga con tu pareja u otras personas. A veces, además, los niños reservan se regresiones para una determinada persona.0 Recomendaciones:

No enojarse. Las regresiones suelen ser pasajeras, sobre todo si las manejas con benevolencia, pero pueden hacerse más duraderas si tratas al niño con dureza por ella.

Mostrar comprensión. Una actitud rígida no es de ninguna utilidad. El desarrollo infantil es así.

Desdramatizar. No se hunde el mundo porque un niño mayorcito pretenda tomar de nuevo tetero como su hermano. Si hablamos sobre sus sentimientos superara mejor el trance. Piensen si ustedes alimentaron la regresión. ¿Imita su lenguaje infantil? ¿Son ustedes quienes están a punto de llorar cada vez que lo dejan en el colegio? ¿En el fondo les duele que crezca?
 

  • 1/
Si te gusto este Artículo presiona el Botón Compartir
Articulos Relacionados de Maquillaje

Te Puede Interesar Leer

loading...