El Temor al momento de Dormir de nuestros hijos.

Las fantasías de los niños no son excepcionales. Muchos niños tienen sueños en los que son perseguidos por monstruos o forman parte del sueño.

La vulnerabilidad de los hijos, la tendencia a idealizar a sus padres y un pensamiento de tipo mágico producto de la inmadurez cognitiva en edades tempranas son los factores que contribuyen con estas fantasías fatalistas. Otro factor es la poca capacidad empática y –en ocasiones– la escasa actitud cariñosa de los adultos.

Dice la doctora Bloch. Si sus padres lo regañan demasiado, lo critican o ejercen sobre él cierto tipo de pequeño maltrato, entonces es muy probablemente que como medio de defensa para proteger la imagen cariñosa e ideal que también tiene de ellos, producirá este tipo de fantasía en donde el peligro es depositado en un ser extraño y sobrenatural. Porque además, en la niñez existe una tendencia a culparse por cualquier hecho desgraciado que suceda en el entorno.

En definitiva, esos monstruos, brujas y asesinos que pueblan sus mentes y sus juegos? No son otros que aquellos aspectos de sus progenitores que los infantes experimentan como malos. La rabia que ellos mismos sienten por lo que consideran un abuso de poder de sus padres también contribuye a formar estas imágenes de terror. Cuando el miedo se transforma en fobia o en pánico, muy probablemente se ha establecido un círculo vicioso, un toma y dame entre el vacío afectivo y la indiferencia por un lado, y la rabia infantil, por el otro.

  • 1/
Si te gusto este Artículo presiona el Botón Compartir
Articulos Relacionados de Maquillaje

Te Puede Interesar Leer

loading...