porque no debemos gritarles a los niños

Muchos de nosotros le hemos gritado a nuestros hijos, quienes tenemos niños a nuestro cargo no hemos visto en situaciones que son inevitables, como por ejemplo cuando pintan una pared con marcadores, o se nos sueltan de la mano en la calle, para ir solos, o cuando nos piden dulces muy seguido.

Aunque, existen otras formas de canalizar nuestra molestia maternal y, al mismo tiempo, colocarles límites. Y más, cuando sabemos cuáles son los efectos que pueden producir los gritos en los niños. Según algunos expertos sobre el tema, no sucede nada si le gritamos de muy vez en cuando (sin llegar a un abuso psicológico). Pero si le gritamos muy seguido, esto puedo tener un gran impacto en la salud mental de los niños.

Expertos indican que cuando un chiquillo esta relajado sus neurotransmisores contestan con bioquímicos calmantes, lo cual le indica que está a salvo. En cambio, cuando el niño percibe gritos, sucede lo contrario: El niño descarga sustancias que lo colocan en modo de alerta. Y esto puede generar que te golpee, que huya o que se asuste y se quede paralizado. Ninguna de estas actitudes es buena para el desarrollo de su cerebro.       

Los adultos somos los que les proveemos todo lo que ellos necesitan para vivir. Cuando una persona en que ellos confían les gritan los asustan y su sentido de seguridad se deforma, y terminamos espantarlos.  Se han realizados estudios donde los adultos son filmados gritando, y cuando ven la grabación, no pueden creer la forma en que el rostro se transforma, y sin embargo así los niños parezcan tener una madures de un adulto, aun no son aptos para ser tratados como adultos. Es que ni siquiera a nosotros los adultos nos gusta que nos griten, ¿Por qué debe ser normal para los niños?

Existen situaciones en no hay otra opción que gritar: cuando los niños se encuentran en situación de peligro, o cuando esta peleando con otro niño. Aquí la única opción es gritar para llamar su atención, pero se debe medir el volumen de la voz cuando nos estén prestando atención.  

Aun en esta época en que vivimos, existen persona que defiende su derecho a maltratar a los niños. Y debemos recordar que no solo los golpes son un tipo de violencia, que los gritos pueden causar más daños que beneficios, y más a largo plazo.  El gritar es la alternativa más fácil de educar, pero como adultos debemos buscar un modo de criar a nuestros hijos de una manera maduro e inteligente. Ya que somos el ejemplo para ellos, y si como adultos abusamos de ellos, ¿Cómo esperamos que no lo sean con alguien más?

  • 1/1
Si te gusto este Artículo presiona el Botón Compartir
Articulos Relacionados de Maquillaje

Te Puede Interesar Leer

loading...