Acontecimientos Embarazosos

Mojada por Abajo: El peso de la barriga presionando la vejiga, junto con unos mayores niveles de la hormona progesterona que relaja la musculatura, puede ocasionar incontinencia por estrés; esto significa que puedes tener escapes de orina cuando toses, ríes o tienes hipo. Afortunadamente, este tipo de problema suele desaparecer a los pocos meses de dar a luz. Pero es importante que fortalezcas los músculos del suelo pélvico realizando los ejercicios de Kegel a diario. Para ello, contrae los músculos pélvicos como si estuvieras intentando retener el flujo de orina. Mantén durante todo el tiempo que puedas, y relájalos; repítelo 5 veces.

Mojada por Arriba: Al principio están un poco sensibles e inflamados. Luego adquieren unas proporciones inimaginables. ¡Y ahora parece que quieren amamantar cuanto antes! ¿Qué les pasa? Desde mitad del embarazo, tus pechos ya se preparan para la llegada del bebe. Esto desencadena la producción de calostro, la primera leche que tomara tu hijo. Algunas mujeres ya segregan pequeñas cantidades de calostro durante los últimos meses del embarazo (también puede aparecer al tener un orgasmo), pero eso es totalmente normal.

Las Sufren en Silencio: Cuando los vasos sanguíneos que hay alrededor del ano se inflaman se producen las hemorroides. Son un efecto colateral frecuente del embarazo, ocasionado por el aumento del flujo sanguíneo y el crecimiento del bebe, que dificulta la circulación, y también por el estreñimiento. Aunque es menos frecuente, también pueden inflamársete las venas que hay alrededor de la vagina provocando varices. Para atenuar las molestias pregunta a tu ginecólogo sobre el tratamiento a seguir.

La cita con el Baño: El aumento en los niveles de progesterona relaja las paredes de los intestinos, ralentizando el sistema digestivo, lo que ocasiona estreñimiento. Para combatirlo, evita tomar fármacos con el estreñimiento y, en su lugar, modifica tu dieta. ¿Cómo? Ingiere muchos alimentos ricos en fibras (frutas, verduras y cereales integrales) y asegúrate de tomar mucho líquido. La práctica regular de ejercicio físico también te servirá de ayuda.

Unos Aires muy Molestos: por las mismas razones por las que vas menos al baño, quizás experimentes también un aumento de flatulencias. Si haces unos cambios en tu dieta, notaras la diferencia. No alimetos muy ricos en grasas, pues generan gases.

No quedo Satisfecha: aunque el sexo puede ser lo último que se te pase por la cabeza, sobre todo al inicio y al final del embarazo, el aumento brusco del deseo también es normal. Si es tu caso, traquila: las relaciones sexuales, aunque sean al final del tercer trimestre, no perjudican al bebe. También es normal que tengas contracciones después de alcanzar el orgasmo.


Pero ¿Es Normal?

Hay otros cambios físicos que no te esperas y que aparecerán a lo largo del embarazo. Toma nota.

Crecen los pies. Tu cuerpo retiene más líquidos, así que puede que los pies se te hinchen. Pero las hormonas también relajan los ligamentos que sujetan los huesos en los pies, por lo que algunas mujeres tienen que cambiar de número de zapato durante el embarazo.

Sale la Línea Alba. Te saldrá una línea oscura en el vientre, comunicando el ombligo con la parte alta del pubis. Se debe al exceso de pigmentación en la piel, desencadenado por las hormonas, pero aun no se conoce que utilidad tiene.

Aparece más Vello. Debido a las hormonas del embarazo, quizás te crezca vello en la zona del ombligo, o en otras partes del cuerpo.

Manos y Pies rojos. Las palmas de las manos y las plantas de los pies pueden enrojecerse por el aumento de estrógenos. Afortunadamente vuelve a su color normal a las pocas semanas de dar a luz.

Necesitaras un Babero. Y no precisamente cada vez que veas una ecografía. No se sabe que ocasiona el exceso de salivación en el embarazo, pero puede ocurrir.

  • 1/
Si te gusto este Artículo presiona el Botón Compartir
Articulos Relacionados de Maquillaje

Te Puede Interesar Leer

loading...