Búsqueda Rápida:


El embarazo, Momento para Cuidar su Alimentación

El embarazo, Momento para Cuidar su Alimentación.

Es un momento especial, pues tu cuerpo está sufriendo una serie de nuevos cambios, gracias a que llevas una nueva vida dentro de ti. Todo está cambiando en tu propio cuerpo, y se están creando nuevos tejidos corporales, y es muy probable que la alimentación que hasta este momento te era satisfactoria y la más habitual, ahora no sea suficiente, de ahí la famosa frase de “has de comer por dos”, aunque no sea literalmente así.

De hecho, las necesidades energéticas cambian al estar en pleno embarazo, habitualmente es necesario usar 250 Kcal por día y puede aumentar la necesidad de vitaminas un 20 %, y de minerales puede ser hasta un 50 % de incremento. El que necesitemos más energía, no es exactamente que llenemos más el plato y comamos más cantidad, sino que hemos de seleccionar correctamente entre los alimentos que hemos de consumir. Es absolutamente prioritario elegir los alimentos que nos van a aportar una alta densidad de nutrientes, puesto que es lo que más necesita el bebé, absorber esos nutrientes mediante el cordón umbilical.

Si ya tienes una alimentación equilibrada, es mucho más fácil conseguir que estas demandas de minerales y vitaminas puedan ser satisfechas, pero quizás no sea la cantidad adecuada todavía, por lo que en general, pudieras tomar algún tipo de suplemento alimenticio que provea esa cantidad de minerales y nutrientes que te faltan.

Entre las vitaminas y minerales, hay algunos en concreto a los que se debe de prestar especial atención para que el bebé no sufra carencias nutricionales y tu embarazo sea lo más placentero posible. Son los siguientes:

Ácido fólico. Si se carece de esta vitamina en la mujer embarazada, es muy probable que aumente el riesgo de malformaciones en el feto. El aporte adecuado de esta vitamina, es sencillamente importante en todas las etapas del embarazo, e incluso antes de querer quedarse encinta.

Hierro. Durante el embarazo, las necesidades se incrementan entre un 20-30 %. La cantidad de hierro necesaria, depende en parte de la cantidad que la mujer tiene en el momento de concebir. Si la mujer embarazada tiene algún tipo de carencias, pudiera producir anemia, y esto pudiera producir un niño neonato de bajo peso. Para evitar esta situación, se recomienda consumir alimentos ricos en hierro (como lo son los pescados azules, la carne roja y los huevos), además de alimentos ricos en vitamina C para favorecer la absorción del hierro (cítricos, fresas, kiwi, perejil, pimientos, etc…).

Calcio. Sumamente importante es este aspecto para que el bebé crezca sano y fuerte, puesto que el tejido óseo y la fortaleza de los huesos, depende en gran manera del calcio que sea aportado durante el embarazo al bebé, por eso las necesidades aumentan enormemente durante la gestación. Si su aporte es no es el adecuado, la gestante puede sufrir desmineralización para compensar las demandas del feto. La vitamina D favorece la absorción del calcio, es por eso que se recomienda todo producto que aporte esta vitamina, así como los lácteos.

Articulos Relacionados ::.

(0) Comentarios realizados ::.

Jergalicia Studio de Diseño © 2008. Todos los derechos reservados

Escribe Tu Nombre y Tu Email Para Enviarte Más Información sobre
Temas Materno Infantiles.


Tu Nombre:
Tu Email:

Repudiamos el SPAM al igual que tú. Prometo No facilitar tu correo electrónico a nadie.