Preocupaciones más Frecuentes Durante el Embarazo

Una proporción significativa se dirige hacia el útero para alimentar la placenta y el bebé, y grandes cantidades de sangre se almacenan en las venas de la pelvis y las piernas debido a la reducción de la resistencia periférica. Cuando te incorporas rápidamente la sangre de las venas de la pelvis y las piernas tarda unos minutos en redistribuirse. De forma similar, si has permanecido de pie largos períodos, la cantidad de sangre acumulada en tus piernas puede hacer que ésta escasee en tu cerebro, en especial si hace calor y tus vasos sanguíneos se dilatan incluso más rápido para refrescarte.

Hay ciertas medidas que puedes tomar para reducir estos momentos de mareo, pues pueden ser bastante aterradores y desagradables.

- No te levantes demasiado rápido cuando estás sentada o acostada. Deja que el flujo sanguíneo se adapte gradualmente.

- Intenta evitar pasar demasiado calor, en especial cuando el clima es caluroso. Uno de los momentos más frecuentes en los que te puedes sentir mareada es al salir de tomar un baño caliente demasiado rápido ya que tu circulación es completamente incapaz de soportar los cambios necesarios.

- Procura comer con regularidad y elige alimentos como los hidratos de carbono complejos, pues liberan la energía de forma gradual evitando que tus niveles de azúcar en sangre aumenten y después caigan, demasiado rápido.

- Sí te sientes mareada, siéntate y pon la cabeza entre las rodillas o échate y sitúa los pies a un nivel más elevado que la cabeza, o al menos más elevado que tu pelvis.

Aunque sufras mareos regularmente, tu bebé no estará en peligro porque el flujo sanguíneo que llega al útero y a la placenta se mantiene a tu costa. Sin embargo, cuando te acuestas completamente sobre la espalda el peso del útero puede presionar los vasos sanguíneos de la zona pélvica, privando a la placenta (y por lo tanto a tu hijo) de oxígeno, así que evita esta postura.

El principal peligro de los mareos es que de repente comiences a ver estrellas mientras conduces por la autopista o al subirte a un autobús. Por esta razón, haz descansos regulares en los viajes. Si debes permanecer de pie períodos prolongados, asegúrate de cambiar el peso de una pierna a otra, y mejor aún, pasea si puedes.

  • 1/
Si te gusto este Artículo presiona el Botón Compartir
Articulos Relacionados de Maquillaje

Te Puede Interesar Leer

loading...