Ser Madre a los 40

- Hoy, la realidad socioeconómica, hace que la maternidad más allá de los 35 años sea muy frecuente y al tener más experiencia en estos casos, hace que lo veamos con otra perspectiva.

- Como todo, un embarazo a partir de los 40 años, tiene su lado positivo y sus problemas. Como ventajas, en general se trata de embarazos deseados, en mujeres que se encuentran asentadas social y laboralmente.

- Como contrapartida, a partir de los 40 años surgen problemas que exigen que los controles del embarazo deban ser más estrictos. Por suerte, contamos con los medios técnicos y diagnósticos para detectarlos precozmente y tratarlos. Los más frecuentes son:

La disminución de la fertilidad y aumento del número de abortos espontáneos. A partir de los 38 años estadísticamente la fertilidad disminuye de un modo drástico. El aborto espontáneo es de un 20% por encima de los 35 años, pero asciende a más de un 50% por encima de los 45 años.

La frecuencia de las malformaciones congénitas, sobre todo el Síndrome de Down, también es mayor. Por ello, antes se aconsejaba realizar amniocentesis. Hoy tenemos medios ecográficos y bioquímicos que nos permiten valorar mejor riesgo de este problema y, así, disminuir el número de amniocentesis.

Por último, también aumenta la frecuencia de prematuros y con bajo peso al nacer, y la necesidad de su ingreso en unidades de neonatología. Ambas situaciones están relacionadas también con un mayor uso de técnicas de reproducción asistida y, por tanto, de las gestaciones múltiples. Los controles del embarazo deben ser más estrictos

  • 1/
Si te gusto este Artículo presiona el Botón Compartir
Articulos Relacionados de Maquillaje

Te Puede Interesar Leer

loading...