El Juego Simbólico en los Bebés

El juego simbólico empieza en sus primeras manifestaciones en los bebés de 10 a 12 meses que representa acciones sencillas como darle de comer a un oso con una cuchara vacía, limpiar con un trapo o manejar como papá. Este es el inicio de conductas que imitan sin un modelo en particular a seguir, simplemente hacen acciones que observan y cerca de los dos años y medio este tipo de juego tiene mayor presencia en los pequeños.

El juego simbólico en los niños va evolucionando, es decir, se vuelve mas abstracto, es decir, primero necesita de los elementos para comenzar el juego, por ejemplo de una escoba para poder barrer, comienzan haciendo una representación y después irá hilando una historia con el tiempo, hasta que ya no necesite tener la escoba para barrer, si no cuenta con ella, se imaginará que tiene una.

De acuerdo con los expertos, el niño escenifica roles, hace catarsis sobre situaciones que le causan impresiones importantes, representa acciones mentalmente, imagina y usa su cerebro, por lo que es benéfico para los pequeños, ya que podemos ver lo que pasa por la mente de nuestros hijos y en su corazón, así por medio de rutinas que repite, los diálogos que dice, las escenas, es como el pequeño se construye a sí mismo.

Es normal que el juego simbólico en los bebés ayude a aprender reglas sociales de convivencia, al compartir con otros niños se generan acuerdos entre los participantes y les ayuda jugar juntos y a convivir mejor. También si vemos que un niño regaña a sus muñecos después de haber sido regañado por algo, es una manera de manejarlo mejor.

Ahora, muchas veces el juego rutinario y casi obsesivo, nos está diciendo algo de la mente y el corazón del niño, por lo que hay que observar con atención y aprender de ello pero hay que dejar claro que no hay que corregir ni sugerir modificaciones a menos que se esté haciendo daño el niño. Puede ser: Que haya un niño dibujando y de pronto marque la hoja o ponga todo de negro, hay que ver que está representando y que es lo que ocurre, por lo que no hay que interrumpirlo, sino observar con respeto y podremos encontrar la razón, así hablar con él o ella después y seguramente al terminar esta acción, veremos reflejado alivio en su comportamiento.

  • 1/
Si te gusto este Artículo presiona el Botón Compartir
Articulos Relacionados de Maquillaje

Te Puede Interesar Leer

loading...