Un Zoológico Para Los Más Pequeños De La Casa

El zoológico interactivo de contacto Expanzoo, del Centro Educativo Expansión, es un espacio diseñado para que las personas interactúen con los animales. Señala Daniel García, médico veterinario que desde hace 7 años trabaja en esta institución que “el perfil de los ejemplares es especial: son dóciles y permiten el acercamiento de las personas, sin huir, ni atacar”. Sin embargo indica el especialista que siempre deben estar los padres o algún representante vigilando a los menores.

Los bebés disfrutan inmensamente el contacto con los animales, que están condicionados a dejarse tocar y a comer palitos de zanahoria que venden en Expanzoo, dieta saludable, porque “no provoca ningún tipo de patología aunque sea consumida en grandes cantidades. Además, es palatable, es decir, tiene un buen sabor para los animales”, señala García.

La mayoría de las especies presentes son pequeñas o enanas, alcanzando un máximo de 70 centímetros de altura en promedio, aspecto que resulta agradable a los niños que los perciben como si fueran un juguete de su talla. Quizás una de las excepciones en cuanto a tamaño, es Alí, el dromedario –pesa unos 600 kilogramos-, el habitante de Expanzoo que más despierta simpatías entre el público, tanto, que fue  convertido en imagen corporativa de la institución.

Animales terapéuticos
Entre las terapias alternativas se cuentan prácticas interesantes y algunas increíbles como la zooterapia y la equinoterapia, ambas llevadas a cabo en el Centro Educativo Expansión. El punto en común es el empleo de animales como herramienta para facilitar procesos de estimulación y como tratamiento para ciertas patologías o dolencias.

La Zooterapia es una técnica psicopedagógica asistida por animales empleada para desarrollar ciertas habilidades o destrezas en los niños, tales como la enseñanza de conceptos grande-pequeño, suave-áspero, etc.. Además de los profesionales en psicopedagogía, pueden aplicar la Zooterapia de forma “intuitiva” los padres que quieran transmitir ciertos conocimientos a sus hijos pequeños, sin necesidad de recurrir a libros o a láminas con dibujos.

Un caso más especializado es el de la Equinoterapia, en la que la principal herramienta es el caballo. Explica el veterinario Daniel García que este animal cuando camina desarrolla un movimiento tridimensional que se transmite al jinete, por lo que sirve para tratar problemas motores o retardos en esa área. Adicionalmente tiene un impacto emocional en los niños a quienes se les aplica por el vínculo afectivo que se establece con el caballo, así como por la sensación de independencia que origina el abandonar la silla de ruedas o las muletas para cabalgar, actividad que además suma la connotación de ascenso, “ya que al montar, estoy arriba, estoy en un nivel superior”, dice García.

Los caballos entrenados para la práctica de la equinoterapia son especiales, poseen un perfil muy definido, ya que son dóciles, maduros, tranquilos y seguros de sí mismos. El caso emblemático en el Centro Educativo es “Cimarrón”, de 14 años de edad, un ejemplar modelo, según las palabras del veterinario, porque “no se inmuta y tiene un paso particular. El sabe muy bien cuál es su trabajo y ha desarrollado una gran habilidad para ejecutarlo”.

Son tres los caballos dedicados a las actividades guiadas por las psicopedagogas para la equinoterapia, aunque vale señalar que en el Centro Educativo Expansión se cuenta un total de 19 ejemplares.

Lo interesante de esta iniciativa es que se ha perfilado como una institución diversa e integral, porque además de atender al público al que debe su existencia (personas con necesidades especiales), es un lugar para la recreación familiar y un espacio para fiestas infantiles y hasta para la realización de eventos corporativos.

www.centroexpansion.com

Telfs.: 961.86.44 / 87.70.

  • 1/
Si te gusto este Artículo presiona el Botón Compartir
Articulos Relacionados de Maquillaje

Te Puede Interesar Leer

loading...