Bebé: Protege sus Dientes

Podemos encontrarlo en algunas sales, en ciertos alimentos como el arroz, el pescado o las espinacas o incluso en el agua. De hecho, según la Organización Mundial de la Salud, el flúor es el único agente eficaz para la prevención de la caries suministrado a través del agua.

Las caries amenazan a nuestros niños, sobre todo cada vez que toman dulces y alguna que otra chuchería, de las que tanto les gustan. Así, los dentífricos y los enjuagues bucales que contienen flúor son una de las mejores maneras de que este mineral vaya directamente a los dientes de nuestros pequeños. Sin embargo, siempre debemos consultar a nuestro dentista a la hora de proporcionárselo, ya que no está indicado antes de los seis meses de edad y hay que ser cautos en su aplicación antes de los seis años, salvo que exista un alto riesgo de caries.

Además, ha que estar muy atento a las cantidades de flúor que se dan a los pequeños, ya que un exceso de este mineral puede provocar manchas y amarillear los dientes.

Dientes limpios y reforzados.

Pastas de dientes: esta es la forma más popular de aplicación tópica del flúor. Pero hay que tener cuidado con las concentraciones de este mineral que incluyen, en el caso de los niños más pequeños, ya que se las pueden tragar. Este riesgo de ingesta aumenta además con los cada vez más agradables sabores de los dentífricos infantiles. Por eso siempre pondremos nosotros la pasta en el cepillo y estaremos pendientes de todo el proceso de cepillado.

Enjuagues bucales de flúor: tanto en casa como en el colegio, estos productos muy utilizados. Pueden usarse diariamente si tienen concentraciones bajas de este mineral, o una vez a la semana, si son más altas. Estaremos pendientes de que el niño se enjuague durante un minuto y, por supuesto, de que no se trague el líquido. Hay que evitar comer hasta 30 minutos después del enjuague, por lo que lo mejor es efectuarlo por la noche.

Seda dental fluorada: este producto actúa entre los espacios de los dientes, con lo se refuerza la protección contra las caries.

Geles y barnices: sólo se aplica a nivel profesional y se debe hacer cada cuatro o seis meses, dependiendo del riesgo de caríes de cada niño. También podemos recurrir a chicle con flúor, aunque no está demostrada su completa eficacia para proteger los dientes las caries.

  • 1/
Si te gusto este Artículo presiona el Botón Compartir
Articulos Relacionados de Maquillaje

Te Puede Interesar Leer

loading...