Cambios de Pañal

Basta con desabrochar el body y levantarle el resto de la ropa hacia arriba para que no se manche ni se moje. Abre el pañal sucio, coloca un dedo entre sus dos piernas para evitar que se rocen y levántalas sujetándolas por los tobillos. Retira el pañal sucio, dóblalo y déjalo bien lejos de su alcance.

Con una bolita de algodón o una toallita húmeda límpiale el pompis de adelante hacia atrás. Esto es especialmente importante en las niñas, para evitar diseminar infecciones. En los niños, no te olvides de limpiar la zona de los testículos y el pene. Recuerda, asimismo, limpiar bien los pliegues internos de los músculos.

Utiliza una toalla suave para secarle el pompis con suaves toques. Luego aplícale un poquito de crema de barrera.

Extiende un pañal limpio. Levanta las piernas de tu bebe y de tu deslízalo por debajo del culete, alineando la parte superior con su cintura. A continuación pasa la parte delante del pañal entre sus piernas. Comprueba que la zona que circunda las piernas este bien adherida para evitar fugas.

Despega las tiras adhesivas de los laterales y luego sujétalas adhiriéndolas con suavidad a la parte frontal. El pañal de tu bebe debería estar siempre bien sujeto, pero es bueno que permita circular el aire.

Comprueba antes:

Cambiador: para acostar a tu bebe Agua tibia y algodón o Toallitas Desechables: para limpiarle el pompis.
Toalla Suave: para secarle el pompis.
Crema de Barrera: para prevenir la aparición de dermatitis del pañal.
Body Limpio: por si ha habido algún “escape” del pañal sucio.

Recuerda:

Comprueba el estado del pañal cada dos horas, más o menos.

No permitas que tú bebé este con el pañal sucio mucho tiempo, porque eso puede favorecer la aparición de una dermatitis en el pompis.

Nada mas se despierte y justo antes de irse a dormir es imprescindible un cambio de pañal.

Asegúrate de que tienes a mano todo lo que vas a necesitar antes de ponerte a cambiarle el pañal. No dejes jamás a tu bebe solo en mitad de un cambio.

Si últimamente has notado más de una “fuga” del pañal, tal vez le quede pequeño. Cada cierto tiempo, comprueba que la talla que usa es la adecuada.

Los recién nacidos a menudo necesitan que les cambie el pañal después de cada toma.

Tras cada cambio, lávate muy bien las manos.

  • 1/
Si te gusto este Artículo presiona el Botón Compartir
Articulos Relacionados de Maquillaje

Te Puede Interesar Leer

loading...