Cómo hacer del primer baño de tu bebé un momento inolvidable

Es que sabemos que por tu cabeza pasan muchas interrogantes sobre como sujetarlo al pequeño, cómo manejar el proceso de higiene, y qué cuidados deben tener. Lo más importante, es sentirse tranquilos y hacer de este acto un momento propicio para compartir con tu hijo para que no sea traumático para ninguno, en especial para el bebé.

 

Si se trata de bebé recién nacido, lo ideal es darle un baño al seco, sin inmersión en el agua, en los primeros días. Aquí lo más importante es limpiar su cabecita con una esponja suave y humedecida con agua tibia. Además, con un algodón humedecido se pueden lavar los ojitos, la nariz, la carita y las orejas, y luego todo el cuerpo. Luego sin frotar se le pasa toalla suave para secarlo y estará listo para colocarle una ropita limpia.

 

Sin embargo, cuando ya llegue el momento de su encuentro con el agua, lo que se debe tener en cuenta para lograr este objetivo es sencillamente ser organizado. Esto pasa por reunir y tener a mano todo lo que necesitas para bañar a tu bebé: jabón neutro, toalla de algodón, peine o cepillo, ropa limpia, champú adecuado para los bebés, pañales, una bañera (móvil o fija), una esponja (opcional), y algún juguete que no ocasione peligro.

 

El segundo paso es lavarse bien las manos, y en seguida cerrar bien aquellas partes donde puedan entrar fugas de aire como puertas y ventanas. Chuequear que la bañera tenga la temperatura del agua tibia (no muy caliente ni muy fría). Para esto último, se puede emplear  el codo o la parte interior de la muñera para comprobar que la temperatura es apropiada.   

 

Para limpiar la carita y las orejas es aconsejable mantener aseadas estas partes con algodón húmedo fuera de la bañera hasta que el niño y ustedes se adapten al proceso de baño. Ya para sumergirlo al agua, una vez desnudo y haberle limpiado la parte del pañal, es importante sostener al bebé con su brazo derecho, del mismo modo como si llevaras una pelota, inclínelo sobre la bañera, y con la mano izquierda, y lávele la cabeza con el mínimo de champú. Enjuague bien y seque para cepillar después.

 

 Lavada la cabeza, sostenga los hombros del bebé con una mano, introduciendo los dedos por debajo de la  axila y sosteniéndole das piernas o el trasero con la otra mano. Es importante no dejar de sonreírle y hablarle mientras lo manejas.

 

Con o sin esponja, lave, enjuague, y seque de arriba abajo. Primero el pecho, los brazos, las manos, hasta las piernas y los pies. Ya culminada esta fase sólo resta girar al bebé para asear su espalda y trasero.

 

Ya limpio, enjuagado y refrescado, levántelo con suavidad y cúbralo con una toalla, séquelo bien, y lo envuelvas para darle calor, vístalo y abrace mucho a su bebé.

  • 1/
Si te gusto este Artículo presiona el Botón Compartir
Articulos Relacionados de Maquillaje

Te Puede Interesar Leer

loading...