Consejos para el Cuidado del Cabello de tu Bebé

Tanto el cuero cabelludo como el cabello del bebé deben ser cuidados desde el primer día, lo primero que debes hacer es lavarlo con productos adecuados, es importante asear la cabeza del bebé todos los días para evitar la acumulación de restos de sudor ya que esta puede ocasionar sarpullidos, irritaciones y otros problemas en esta parte tan sensible del cuerpo del recién nacido.

A diferencia de los adultos los niños no segregan sebo en el cuero cabelludo, ya que este proceso comienza con la pubertad; su cabello se ensucia por otros factores como la grasa de las manos al pasarlas por la cabeza y sustancias externas, como la polución. Dado que su cabello se ensucia menos, los champuses para niños son ideales y además por tener un pH neutro son más suaves y no irritan la piel ni producen alergias.

A medida que crecen se puede dar uso al acondicionador para ayudar a desenredar el cabello, al pelo con tendencia a enredarse (sobre todo los rizos) se le debe pasar un cepillo o peine de púas anchas, con mucho cuidado, para evitar causar dolor en el pequeño y hacer que el cuidado del pelo se convierta en un momento desagradable para el pequeño.

Para mantener el pelo saludable, se debe procurar que se seque bien antes de atarlo, hacer una trenza o ir a la cama. La mejor forma de secar el pelo al bebé es quitar la humedad más abundante con una toalla y luego dejar que se termine de secar con el aire de la casa.

El cuidado del pelo del bebé (lavado, secado, peinado, etc.) debe ser divertido o, al menos, que no resulte traumático. Muchos niños desarrollan sentimientos negativos ante estas tareas por distintos motivos: dolor al desenredar el cabello rizado con poco cuidado, frío, tener que dejar de jugar para hacerlo, etc.; que luego permanecen y son muy difíciles de eliminar.

  • 1/
Si te gusto este Artículo presiona el Botón Compartir
Articulos Relacionados de Maquillaje

Te Puede Interesar Leer

loading...