Búsqueda Rápida:


Emolientes para la piel mejoran la supervivencia de prematuros

Emolientes para la piel mejoran la supervivencia de prematuros.

Aplicar aceite de semilla de girasol o el ungüento Aquaphor en la piel de los neonatos muy prematuros durante la estadía en el hospital reduce su mortalidad, según indicó un estudio realizado en Bangladesh.

Este beneficio de los emolientes se debería a que estos productos mejoran la barrera cutánea, lo que protege mejor de las bacterias, la sequedad y la pérdida de calor, explicó a Reuters Health el doctor Gary Darmstadt, de la Escuela de Salud Pública Bloomberg de la Johns Hopkins University.

Quizás el aceite actúa no sólo sobre la piel, sino que tiene un efecto sistémico debido a su penetración en el torrente sanguíneo y hasta en la función de barrera del tracto gastrointestinal, hipotetizó el investigador.

El masaje al aplicar el aceite también podría tener un buen efecto, añadió.

El equipo de investigadores que realizó el estudio explicó en la revista Pediatrics que la salud de la barrera cutánea es justamente un determinante importante de las altas tasas de enfermedad y mortalidad en los bebés muy prematuros.

Los autores analizaron los efectos de una terapia para mejorar esa barrera sobre 497 neonatos muy prematuros (nacidos en la semana 33 de gestación o antes) en el hospital pediátrico Dhaka Sishu, en Bangladesh.

Durante este estudio al azar, 159 bebés recibieron una aplicación tópica de aceite de girasol y 157 de Aquaphor, un producto emoliente, además de los cuidados de rutina, mientras que 181 bebés actuaron como grupo de control.

Las aplicaciones de los productos comenzaron a las 72 horas del nacimiento y en todo el cuerpo de los bebés, excluidas la cara y la cabeza, tres veces al día las primeras dos semanas y dos veces diarias hasta el alta hospitalaria.

Al finalizar el primer mes, las tasas de supervivencia fueron del 29,4 por ciento en el grupo de control y del 34,2 y 45,8 por ciento, respectivamente, en los bebés tratados con aceite de girasol y con Aquaphor.

Las tasas de mortalidad ajustadas fueron un 32 por ciento más bajas en el grupo tratado con Aquaphor y un 26 por ciento menores en el grupo que recibió aceite de semillas de girasol, comparadas con las de la cohorte de control.

Los investigadores observaron también menos casos de sepsis e infecciones cutáneas en los grupos tratados con emolientes que en el grupo de control.

Darmstadt opinó que los emolientes de bajo costo, como el aceite de girasol, se pueden recomendar para los bebés prematuros hospitalizados en centros que atienden a población de bajos recursos.

Esto también podría beneficiar al resto de los recién nacidos, aunque aún no se ha estudiado, concluyó el investigador.

Tomado de nlm.nih.gov

Articulos Relacionados ::.

(0) Comentarios realizados ::.

Jergalicia Studio de Diseño © 2008. Todos los derechos reservados

Escribe Tu Nombre y Tu Email Para Enviarte Más Información sobre
Temas Materno Infantiles.


Tu Nombre:
Tu Email:

Repudiamos el SPAM al igual que tú. Prometo No facilitar tu correo electrónico a nadie.