Lo que Debes Saber sobre el Cuidado del Ombligo del Recién Nacido

El ombligo del recién nacido no es más que parte del cordón umbilical, que fue cortado al nacer y que representa el contacto orgánico existente entre mamá y bebé durante la gestación.

Especialmente las madres primerizas, muchas veces desconocen la importancia del cuidado que el ombligo del bebé recién nacido debe tener y qué métodos utilizar para ello.

Cómo Cuidar el Ombligo del Bebé:

Mientras no se ocurra su desprendimiento natural, el ombligo debe estar seco, protegido y tapado, para evitar cualquier tipo de infección, y para que se caiga lo antes posible.

Entretanto el ombligo y la herida que se produjo al cortarlo durante el parto, no esté cicatrizada, lo aconsejable es asear al niño sin mojar el cordón. Y una vez que se haya caído, se debe esperar 24 horas antes de bañar al niño en una tina o bañera.

Qué Debo Usar para Realizar la Cura del Ombligo del Bebé:

Cada vez que tenga que cambiar el pañal a su bebé, deberás realizar una cura.

Para eso, debes tener a mano:

  • Caja de gasas estériles.
  • Vendas o fajas elásticas de malla.
  • Alcohol absoluto.
Cómo Debo Curar el Ombligo de mi Bebé:

- Lava tus manos con jabón.

- Empapa una gasa con alcohol y con ella limpie bien alrededor y sobre todo la base del ombligo.
- Con otra gasa aplica alcohol en la base de inserción del cordón umbilical.
- Una vez efectuados los pasos anteriores coja otra gasa empapada en alcohol y enróscala alrededor del cordón.
- Cubre con otra gasa y sujétela con una venda o faja elástica, cuidando de no presionar mucho el abdomen.

Algunos Consejos de los Especialistas:

• NO curar con productos a base de yodo. Son antisépticos pero no están recomendados para los recién nacidos o lactantes, porque se absorben a través de la piel y pueden producir alteraciones en la función del tiroides.

• NO tirar y arrancar el cordón umbilical porque puede producir una hemorragia.

• NO emplear fajas. No curan ni facilitan la curación de las hernias de ombligo y pueden resultarle incómodas, incluso provocarle vómitos o dificultad al respirar.

• NO dejar la gasa mojada en alcohol encima del ombligo durante demasiado tiempo porque podría irritar la zona.

• NO utilizar bolas de algodón. Es preferible secar con gasas estériles y dejar el ombligo al aire. Tapándolo, aumentas la humedad y el riesgo de infecciones.

  • 1/
Si te gusto este Artículo presiona el Botón Compartir
Articulos Relacionados de Maquillaje

Te Puede Interesar Leer

loading...