Claves para amamantar con éxito

Queremos empezar diciendo que dar de mamar no es fácil al principio y que tanto el bebé como la madre necesitan varios días de adaptación: La madre necesita reponerse del parto y el bebé también. Así que los primeros días la madre solo tiene que descansar, beber mucho líquido y dar de mamar a demanda. El bebé tendrá mucha hambre acostumbrado a comer cada vez que le apetecía en el vientre de su madre. Ahora tiene que llorar para comer.

Si el bebé se queda dormido, hay que tener paciencia e insistir hasta que tenga fuerzas y pasen unas semanas. Al principio parecerá que le estás dando de comer sin tregua. Es que si se queda dormido al comer y a comido poco, cuando se despierta puede que tenga hambre otra vez. Hay que tener paciencia y mentalizarse de que los primeros 2 o 3 meses necesita más de tí. Pero merece la pena porque el bebé se sentirá a gusto, protegido, sin miedos y se convertirá en una personita muy segura de sí misma. 

Pasados los 2 meses el bebé ya a cogido el ritmo y amamantará más rápidamente, lo que hace que las tomas duren menos y se pueden empezar a alargar poco a poco.

Amamantar a demanda (incluso por la noche), en las primeras semanas es fundamental para que la producción de leche aumente según las necesidades del bebé . Cuantas más tomas le des más leche vas a producir.

Si el bebé es dormilón y si pasa mucho tiempo sin amamantar, es conveniente sacar leche con un sacaleches. No es conveniente despertarle ya que si duerme es porque está bien y lo necesita. 

Otra manera de incrementar la producción de leche es vaciando por completo cada pecho cada vez. En principio ha de vaciarse uno por completo antes de empezar con el segundo. Esto no solo previene la mastitis, sino que el bebé toma la parte más nutritiva de la leche que está al final de cada tetada. Si no se consigue vaciar la segunda mama, se empezará siempre por esa mama en la siguiente toma.

El bebé es el que dictará la cantidad de leche que necesita, y si amamantas a demanda (cada vez que lo pida), él mismo se auto regulará y la cantidad de leche que se produce se adaptará cada vez a estos cambios produciendo menos leche. 

La mejor guía para saber si estás produciendo leche suficiente, y que el bebé se alimenta bien, es realizar un pequeño chequeo periódico de su peso, especialmente en los primeros meses. 

Para seguir su crecimiento puede utilizar nuestra calculadora de peso y talla media, que compara el peso de su bebé con el resto de los bebés de la misma edad y sexo. 

Tomado de Miniclub

  • 1/
Si te gusto este Artículo presiona el Botón Compartir
Articulos Relacionados de Maquillaje

Te Puede Interesar Leer

loading...