Cómo Alimentar Adecuadamente Al Bebé

“Es recomendable amamantar de forma exclusiva al bebé hasta que cumpla los 6 meses, porque se han comprobado los beneficios que esta práctica aporta”, indica la pediatra y nutriólogo Rosalía López.

Enumera la doctora los múltiples beneficios de la lactancia materna: “fortalece al bebé inmunológicamente hablando, le aporta los nutrientes más adaptados para el sistema digestivo, estrecha el vínculo emocional con mamá y además favorece a la mujer desde el punto de vista estético porque la ayuda a disminuir el peso adquirido durante el embarazo”.

A partir de los 6 meses se inicia la integración de otros alimentos a la dieta del pequeño: “Además del pecho, a partir de esta edad se incluyen las frutas no cítricas en jugo o en forma de puré, ya que los nenés no saben tragar, sino succionar”, apunta la médico, quien prosigue: “las frutas contienen fructosa, la cual no necesita de la insulina para ser absorbida por el cuerpo. En general brinda un adecuado aporte calórico y minerales a la vez que es absorbida sin problemas por las mucosas digestivas”.

Además de las frutas, desde los 6 meses se pueden agregar al menú tubérculos (carbohidratos), tales como el apio, ocumo y auyama en forma de cremas a las que no se les debe añadir sal ni azúcar. Se aconseja suprimir la sal porque ésta afecta la función renal del bebé con su carga innecesaria de sodio. En cuanto al azúcar refinada, también debe evitarse hasta que el niño cumpla el año. Si se emplea antes, indica Rosalía López, produce un desgaste temprano de insulina en el páncreas, lo cual puede incidir posteriormente en la salud”.

Sobre este punto insiste la especialista: ”Recientemente se han desarrollado investigaciones que indican que la diabetes tipo 2 en adultos es el resultado de la introducción temprana de leche y azúcar refinada”. 

Por lo tanto, lo lógico es que la madre evite agregar sal y azúcar durante el primer año de vida de su hijo/a, incluso contrariando las insistencias de las abuelas, tías y amigos de que esa “papilla no sabe a nada”. A fin de cuentas, se trata de un problema cultural.

Los cereales y los vegetales verdes preparados en cremas se suman a la dieta a partir de los 7 meses, mientras que los granos se adicionan desde los 9 meses. Ya cercano al primer cumpleaños, el niño debería comer quesos tipo requesón y yogurts naturales, además de efectuar las tres comidas al día.

Enseñar a amamantar
“El principal problema es que no se le enseña a las mamás a lactar”, reflexiona la doctora López, quien prosigue: “Lo ideal es que el recién nacido succione del pecho a libre demanda para asegurar una buena producción de leche”.

            Ante las ideas de que el bebé queda insatisfecho o no es alimentado, nuevamente hay que tener voluntad y seguridad para no sucumbir ante la presión de las abuelas que recomiendan infaliblemente: “dále tetero, así dormirá las tres horas completas o más”.

Pues, ese consejo puede encerrarse en el baúl de los recuerdos y enterrarse, porque lo “in” es la lactancia exclusiva hasta los 6 meses, y si el niño continúa tomando teta hasta los dos años, mejor.

Que un bebé amamantado tiene hambre a las dos horas es cierto, porque ese es el lapso en el que la leche materna se digiere a nivel de la mucosa gástrica. Si bien esta práctica requiere mayor esfuerzo por parte de la mujer, los beneficios posteriores resaltarán con creces, ya que se ahorrará una importante cantidad de dinero por concepto de teteros y otros enseres relacionados, latas de fórmula láctea y en…pediatra, porque el niño será visiblemente más saludable que aquellos a los que se les provee biberón.

            “El otro problema de la lactancia es el miedo de las mamás al dolor en los senos”, apunta Rosalía López. “La solución es preparar los pezones desde antes del parto y buscar asesoría en instituciones como Embarazarte, Buen Nacer o Leche y Miel”.

“El problema es que a nuestras mujeres no se les enseña que la lactancia es fundamental”, concluye Rosalía López. 

Usted, madre es quien toma la decisión. De ello depende la salud de su hijo.

Rosalía López. Pediatra y nutriólogo,
atiende en la Policlínica Cristóbal Rojas.
Telf: 0414-259.21.69.

  • 1/
Si te gusto este Artículo presiona el Botón Compartir
Articulos Relacionados de Maquillaje

Te Puede Interesar Leer

loading...