Lactancia y Anticoncepción

Hoy en día es el método de anticoncepción mundialmente más utilizado en el posparto, debido a múltiples factores tales como la comodidad, conveniencia y su carácter natural. La lactancia es un método de anticoncepción peculiar, ya que es un método fisiológico a través del cual, la naturaleza protege a la mujer de un nuevo embarazo mientras aún se recupera del que acaba de finalizar y atiende al recién nacido.

El efecto anticonceptivo de la lactancia natural se basa en la supresión de la ovulación debido a los cambios hormonales que provoca en la madre la sistemática succión de sus pechos. De allí que no es descabellado inferir que cuanto mayor sea la frecuencia de la succión, mayor será la eficacia del efecto anticonceptivo.

Existe, sin embargo, un riesgo que no debemos desatender. La primera menstruación tras la amenorrea –falta de regla- postparto puede o no ser precedida de ovulación, por lo que no podemos calcular con exactitud en qué momento nuestro cuerpo está nuevamente preparado para concebir. Lo que sí se ha comprobado es que la ovulación previa a la primera menstruación se produce con más frecuencia en mujeres que no han lactado, con poca frecuencia en aquellas que sí lo han hecho de forma continuada y con una frecuencia intermedia en las que han lactado durante algún tiempo. También es cierto, que cuanto más se ha prolongado la lactancia desde el momento del parto, mayor es la probabilidad de que la primera menstruación vaya precedida de ovulación, con el consiguiente riesgo.

Si deseas practicar el método de la lactancia-amenorrea —conocido como MELA— para prevenir embarazos durante los primeros meses de tu bebé debes saber que la lactancia materna por sí sola, como método de planificación familiar, puede proveer protección efectiva solamente cuando se dan las siguientes condiciones:
• El bebé debe ser menor de 6 meses de edad. Muchos expertos afirman que las probabilidades de quedar embarazadas en los primeros seis meses después del parto son de menos del 2 por ciento si el sangrado no se ha presentado
• No debes haber tenido tu primer período menstrual después del parto. El sangrado de los primeros días después del parto no se considera sangrado menstrual
• El bebé deberá estar alimentándose de leche materna en forma exclusiva.
• La lactancia será deberá ser tanto diurna como nocturna, produciéndose cada 3 horas. Si el bebé duerme por períodos más largos el método no es aplicable.

Tu médico te ayudará a decidir el momento en que debas complementar tus cuidados con la utilización de un método anticonceptivo que te brinde una mayor protección. La planificación familiar en una madre lactante es una decisión controvertida que debe adaptarse a cada circunstancia personal.

Fuente:
www.sra-robles.com

  • 1/
Si te gusto este Artículo presiona el Botón Compartir
Articulos Relacionados de Maquillaje

Te Puede Interesar Leer

loading...