tips para que puedas curar las grietas y pezones dolorosos

La experiencia de la lactancia materna es una de las más hermosas y placenteras que puede vivir una mujer. Sin embargo, como todo en la vida para que la misma resulte grata debemos prepararnos muy bien para ello.  Una de las cosas que frecuentemente suceden mientras amamantamos es el dolor  y las grietas en los pezones, situaciones que suelen entorpecer los inicios de la lactancia. Para evitar que esto te ocurra en Guía Mamá y Bebé te damos algunos tips para que puedas curar las grietas y pezones doloridos.

Es importante que sepas que amamantar no es una actividad que duela, sin embargo, por múltiples razones al inicio de la lactancia muchas madres experimentar un dolor particular en los pezones, lo que se puede deber a las razones siguientes:

  • Un dolor fisiológico transitorio. En los primero días de la lactancia, los conductos no están muy llenos de leche, razón por la cual la duración de la presión que realiza tu bebé al mamar es mucho mayor. Pero pasados unos días, es común que las molestias tiendan a desaparecer. 

  • Mala posición del bebé al pecho.  Ten presente que si el pezón está mal colocado en la boca de tu pequeño, la succión será ineficaz y puede resultar irritante lo que terminará provocando lesiones en forma de  grietas, que suelen ser realmente dolorosas. 

  • Retirar incorrectamente al niño del pecho. para que esto no suceda introduce tu dedo en la comisura de sus labios, deja que entre un poco de aire y retira el pezón de su boca suavemente.

  • El uso de productos cosméticos que irritan el pezón. Recuerda que la mejor medicina para proteger tu pezón es una gota de leche materna sobre la areola, no recurras a productos industrializados. 

Para Continuar Leyendo Presiona el Botón de Siguiente
Si te gusto este Artículo presiona el Botón Compartir
Articulos Relacionados de Maquillaje

Te Puede Interesar Leer

loading...