Aumenta tus Defensas en El Embarazo

  • 1/5/2016 11:18:19 AM
  • Mamá

Aunque vivimos rodeados de gérmenes, por suerte no siempre estamos enfermos, ya que nuestro organismo cuenta con medios para protegerse, como la piel, que no deja pasar microbios, o la médula ósea, que fabrica un tipo de defensas, los glóbulos blancos. Además, cuando nuestro organismo se tiene que enfrentar a un enemigo concreto dispone de anticuerpos, entre ellos el Ig C, capaz de atravesar la placenta y proteger a tu hijo, o la Ig A, que se halla en las secreciones corporales (la saliva o las lágrimas) y vigila que no entre nada en nuestro organismo, y presente también en la leche materna para aumentar las defensas del bebé. Una alimentación sana y natural es el principal requisito para que nuestro sistema inmunitario pueda defenderse de los virus que provocan los catarros tan habituales en el invierno, ya que nos proporciona las vitaminas necesarias en su. Los alimentos contienen sustancias como vitaminas, minerales y fitoquímicos capaces de ayudarnos a combatir las infecciones como la gripe.

No te Deben Faltar


En este sentido, para reforzar tu sistema inmunitario los especialistas aconsejan:

• Proteínas, El organismo las necesita para producir anticuerpos, por eso en tu dieta no deben faltar el pescado, el huevo, los lácteos, las legumbres y los cereales integrales. Algunos aminoácidos, como la glutamina, argínina y taurina ayudan a reforzar el sistema inmunitario. Son necesarios para el buen mantenimiento de las células encargadas de combatir los microorganismos como los macrófagos (células del sistema inmunitario).

• Los ácidos grasos saturados e insaturados. Afectan a la respuesta inmune. El ácido araquidónico, que forma parte de la membrana de los linfocitos y macrófagos se sintetiza a partir del ácido linoleico, presente en los aceites de semillas (girasol, maíz, soja...), germen de trigo y frutos secos oleaginosos.

• Fotoquímicos. Algunos fotoquímicos, como los carotenoides (el pigmento responsable del color de vegetales como las zanahorias), poseen propiedades inmunoestímulantes de los linfocitos T4.

• Los prebióticos. Son microorganismos vivos que ingeridos en cierta cantidad pueden proporcionar efectos beneficiosos para el organismo. La mayor parte de estos microorganismos son los lactobacilos y bífidobacterias. Se encuentran sobre todo en productos lácteos fermentados, como los yogures.

• Por el contrario, el incremento en la sangre de colesterol inhibe varias funciones inmunitarias como la capacidad de los linfocitos de producir anticuerpos. Por eso, intenta evitar los fritos y la bollería industrial.

• También algunos estudios han comprobado que los azúcares refinados reducen la capacidad de los neutrófilos, una clase glóbulos blancos que destruyen bacterias.

La Importancia de la Vitamina C

Hay muchas pruebas que indican que la vitamina C es esencial para el buen funcionamiento del sistema inmunitario.Es la reina de la vitamina a la hora de aumentar nuestras defensas. Es responsable de mantener barreras contra las infecciones. Además, cuando nuestro cuerpo lucha contra los agentes infecciosos llega a perder hasta un 40% de esta vitamina. El problema es que nuestro organismo es incapaz de producirla y sólo puede obtenerla a través de la dieta, y apenas la retiene durante tres horas después de ingerirla; por eso, debe tomarse varias veces al día. Las mejores fuentes de vitamina C son las frutas y las verduras frescas, pero si se someten al calor o se exponen a la luz, se oxida y se pierde. Por este motivo, las frutas y verduras que la contienen, cítricos, kiwi, pimiento, tomate, patata, hay que tomarlas frescas y el zumo, prepararlo en el momento de beberlo. Hay otras vitaminas y minerales fundamentales para el buen funcionamiento inmunitarío:

• La vitamina A: Fortalece las mucosas, sensibles en el embarazo por las hormonas, y contrarresta los efectos inmunodepresores del estrés. La encuentras en el huevo, los lácteos completos, verduras de color verde o rojo, anaranjado y amarillento, albaricoques, melón y melocotón.

• Las vitaminas del grupo B: La deficiencia de esta vitamina suprime la respuesta de algunos linfocitos. Aparece en los alimentos de origen vegetal, fruta, frutos secos, cereales, legumbres, carne, pescado y huevos.

• La vitamina E: Tiene una acción inmunoestimulante e impide la proliferación los virus. Son alimentos ricos en vitamina E los aceites vírgenes de presión en frió, los cereales Integrales, la fruta, verduras, huevos y miel.

• El zinc: Evita el deterioro del timo, una glándula endocrina donde maduran los linfocitos. Se encuentra en los huevos, el pescado, los cereales integrales y las legumbres.

  • 1/
Si te gusto este Artículo presiona el Botón Compartir
Articulos Relacionados de Maquillaje

Te Puede Interesar Leer

loading...