Cuidado del Cabello Durante el Embarazo y el Postparto

  • 10/29/2009 3:20:42 PM
  • Mamá

En este período de gestación el cuerpo fabrica una enorme cantidad de hormonas que favorecen a los cabellos que habitualmente se encontraban opacos, frágiles y con grasitud, sin embargo, después del parto ese nivel hormonal cae abruptamente y se añade una pérdida de cabello suplementaria por el stress que este provoca y por la pérdida sanguínea. Este efluvio telegénico, se presenta con una caída anormal que puede llegar a superar los 50 cabellos diarios. Se perciben cantidades de cabellos en la almohada, en la ropa y en la ducha.

Esta pérdida de cabello, puede aumentar hacia el tercer mes luego del parto proyectándose en la mayoría de los casos hacia el quinto o sexto mes.
Si bien este tipo de alopecia femenina es normal, ya que generalmente el pelo perdido se repone casi en la totalidad, con cuidados cotidianos que no sean un trabajo extra para la mamá, se consigue revertir la caída y el debilitamiento que perduran más de lo normal.

También debemos entender que a partir de los 35 años la regeneración celular se lentifica. El cabello está compuesto por células capilares. A medida que transcurre el tiempo, el metabolismo del cuero cabelludo disminuye, los procesos que producen la degradación de su estructura son mayores que los de reparación y síntesis, por ende, así como cuidamos la piel del rostro del paso del tiempo, deberíamos cuidar nuestro cabello.

La alimentación en el post parto. Todos conocemos la importancia que tiene la alimentación en la salud general de nuestro organismo y sabemos que se debe reforzar en el post parto. Del alimento que ingerimos diariamente, la sangre obtiene y transporta los elementos nutritivos esenciales y el oxígeno que necesitan todas las células para poder vivir. Por este motivo, si las células capilares no son bien alimentadas, es difícil que puedan generar un cabello sano y fuerte. Por lo tanto, es necesario garantizar en la alimentación un aporte equilibrado de proteínas, carbohidratos, grasas, agua, fibra y una serie de vitaminas y minerales.

- Las vitaminas del grupo B son esenciales para la salud del cabello y del cuero cabelludo. Están presentes en una gran variedad de alimentos como en los cereales integrales, el germen de trigo, el arroz integral, el pollo, el hígado, el pescado, la leche y los productos lácteos descremados, los huevos, legumbres, semillas de girasol, frutas secas, hortalizas, frutas y verduras frescas y en especial en la levadura de cerveza en polvo.

- Una dosis diaria de vitamina C, contribuye en la absorción del hierro en los alimentos. Su deficiencia afecta la piel, los folículos capilares y los vasos sanguíneos que llevan consigo nutrientes al cuerpo, incluyendo las papilas capilares.

- La carencia de vitamina A y E, y las dosis excesivas de vitamina A, puede tener como resultado un pelo seco, sin brillo, acumulación de caspa y la consiguiente pérdida de cabello. Los alimentos que las contienen en abundancia son el tomate, el ají rojo y las zanahorias.

- La deficiencia de hierro, calcio, causa anomalías en el pelo, mientras que la pobreza de cobre afecta su pigmentación. La falta de zinc contribuye a la pérdida de cabello. (Leche, yogures, quesos frescos, pescados, mariscos, algas, hígado y espinacas).

- El yodo ayuda a combatir los cabellos secos y escasos. Incluya alimentos que lo contengan en su dieta, ej: los mariscos.

- La falta de alimentos ricos en proteínas, tales como el pescado y los huevos, privan al pelo de aminoácidos que son importantes para su desarrollo.

- La grasitud puede reducirse con una dieta escasa en grasa animal.

TIPS DE CUIDADO Y PREVENCION

- Mantener el equilibrio eudérmico del cuero cabelludo en óptimas condiciones (libre de caspa y seborrea).

- El lavado deberá ser diario con productos adecuados al tipo de pelo y cuero cabelludo, (Biotipo).

- Si el cabello está frágil, o presenta cuero cabelludo con seborrea, evitar el lavado con agua muy caliente.

- Enjuagar bien los productos, sin dejar residuos.

- Al secarse, no estrujar ni refregar el cabello con la toalla. Apretar con la toalla suavemente en forma de secante.

- Cualquier acción que se realice en forma preventiva prolongará la vida de su cabello.

- Realizar masajes capilares, deberán ser metódicos, constantes y rítmicos, para estimular la irrigación sanguínea.

- Se podrán incorporar ampollas o lociones naturales que actúen en la raíz del cabello.

- Lo último en sustancias activas compuestas más novedosas para la mujer son las fitoestimulinas, que mejoran el metabolismo del bulbo piloso y carecen de contraindicación.

- Evite tratamientos estéticos que sean más traumáticos para el pelo (planchitas-decoloraciones-tinturas).

- No realice peinados cotidianos que traccionen y produzcan tirantez en el cabello.

- Recuerde que la hidratación va por dentro. Tome 2 litros de agua por día.

- Mantener una dieta equilibrada en proteínas, vitaminas y minerales.


Asesoramiento: Adrián Acuña,

TRICOLOGO INSTITUTO DEL CABELLO
Trichological Spa

www.institutodelcabello.com.ar

  • 1/
Si te gusto este Artículo presiona el Botón Compartir
Articulos Relacionados de Maquillaje

Te Puede Interesar Leer

loading...