El volver al trabajo

  • 5/20/2008 1:16:48 AM
  • Mamá

Es un cambio fuerte que genera ansiedad y culpa en la mujer porque en la mayoría de los casos quisiera posponer esta fecha, pero no puede por razones económicas o laborales. Lo ideal sería que el posnatal fuera más prolongado y que el regreso fuera gradual.

La primera semana es una situación muy difícil porque se extraña mucho al bebé y se vive una angustiante situación de abandono. Después se produce una verdadera adaptación en la rutina y se endurece el corazón para concentrarse, hacer rápido la labor y volver a estar con su hijo.

El tema ha generado debate entre legisladores y expertos, y ya hay varias propuestas para alargar la licencia maternal.

Fase de adaptación
Cuando la mujer se convierte en madre la vida cambia, pasando a una nueva etapa. Por lo mismo, el retorno laboral suele implicar un período de adaptación. Al principio no se tiene la misma concentración. Los pechos están llenos de leche, la ropa tal vez queda chica y la mamá piensa en su hijo, pero por lo general adquiere el ritmo pronto.

La lactancia se ve involucrada con el trabajo, con el apuro, y va en desmedro día a día para terminar cediendo a la alimentación con sucedáneo ¡no se puede rendir en todo!

En las dinámicas labores actuales suelen ocurrir cambios, por lo que la persona puede sentirse fuera al volver. Para reinsertarse, se debe y se recomienda ser tolerante y observadora, para así ir absorbiendo lo nuevo.

Otro consejo para trabajar tranquila es construir una red de apoyo para que el hijo esté bien cuidado. Ésta incluye a quien se hará cargo del niño durante la ausencia y familiares y/o amigos con quienes conversar - especialmente si se es primeriza- , y una pareja que apoye a la madre.

La clave del apego
Cuando la progenitora satisface las necesidades de afecto, protección y atención del niño, se genera una buena relación de apego entre ambos. Éste es importante para su desarrollo psicológico ya que las bases de su futura confianza en sí mismo se afianzan en esta etapa.

Si la interacción ha sido buena, el bebé internaliza una imagen segura de la mamá y así queda más protegido tras la separación y le es más fácil establecer una relación con otra persona que quede a su cargo.

Mientras la madre trabaja, su figura puede ser sustituida por una abuela o la nana. Lo ideal es que sólo una persona asuma principalmente el cuidado del niño y que lo conozca desde un tiempo antes que la mamá salga. Además, es importante que el ambiente se mantenga estable, se continúe con las rutinas y que no haya cambios de casa o viajes.

Por eso aunque la sala cuna es una alternativa, se produce un cambio de ambiente y son varias las encargadas de cuidar al menor. Es recomendable usarla si queda en el lugar de trabajo de la mamá porque ella puede amamantarlo dos veces al día y prolongar su contacto.

Las especialistas concuerdan en que la relación se resiente con la repentina ausencia materna. El niño protesta, llora, puede no querer tomar la mamadera. Hay que respetar sus ritmos y darle tiempo a que se adapte.

Un modo de facilitar el cambio es empezar a ausentarse gradualmente con breves salidas antes del término del posnatal. Posteriormente, se pueden aprovechar las instancias que existen para estar juntos.

Paulatinamente, madre e hijo se reencuentran. Entonces hay que tratar de estar juntos lo más posible después del trabajo y los fines de semana.

La labor se dificulta cuando hay hermanos, especialmente si son pequeños y si eran los únicos. Todos quieren la atención de la madre y compiten por ello complicando aun mas las cosas.

Poco a poco la mamá aprende a repartirse entre los hermanos y éstos a compartirla. En el proceso ayuda contar con un marido apoyador u otra persona que se ocupe de los demás para que ella pueda dedicarse a su bebé.

Los cambios propuestos
Tanto una prolongación de la licencia maternal como su financiamiento han sido motivo de debate el último año.

La Sociedad Chilena de Pediatría pidió que el posnatal se alargue a seis meses para proteger el apego y la lactancia materna. Los médicos argumentan que la medida disminuye las enfermedades durante el primer año de vida y aumenta el coeficiente intelectual y el desarrollo sicomotor del niño.

La iniciativa será discutida en el Senado en los próximos meses.

Ojalá se iluminen nuestros legisladores y piense de una vez por toda que los beneficios de la lactancia, del apego y de la presencia de la madre en el hogar traerán sin duda alguna mejores hombres y mujeres en el futuro.

  • 1/
Si te gusto este Artículo presiona el Botón Compartir
Articulos Relacionados de Maquillaje

Te Puede Interesar Leer

loading...