Embarazo, Maternidad y Alcohol

  • 5/13/2008 9:32:25 PM
  • Mamá

Durante el embarazo, todo lo que se bebe o come afecta al bebé. El alcohol, principalmente, puede alterar su crecimiento y también provocarle problemas físicos o de conducta. En los casos más serios de complicaciones debido al consumo de alcohol de la embarazada, puede aparecer el llamado Síndrome de Alcohol en el Feto el cual produce defectos de nacimiento tales como: •Tamaño muy pequeño al nacer. •Problemas al comer y dormir. •Problemas de visión y oído. •Dificultad para seguir direcciones correctamente o para aprender cómo hacer cosas simples. •Problemas de atención y aprendizaje en la escuela. •Problemas de relaciones sociales y dificultades para controlar su conducta. •Necesidad de cuidado médico para toda la vida. •Necesidad de educación especial en la escuela. Beber cualquier cantidad o tipo de alcohol, sobre todo durante el primer o segundo mes del embarazo, puede perjudicar al bebé, por lo tanto, se recomienda consultar al ginecólogo en el caso de que se desee tomar “una copita” para celebrar la Navidad o la llegada del nuevo año. El alcohol durante la lactancia Si bien se sabe que las bebidas alcohólicas pueden causar problemas en el feto, no todo es tan claro después de que el niño ha nacido y la madre lo está amamantando. Tradicionalmente la cerveza y en menor grado, el vino, se han recomendado como una ayuda para producir leche, como fuente de vitaminas del grupo B y como un medio para que la nueva madre se relaje. Las investigaciones realizadas acerca de la lactancia y el alcohol están muy lejos de ser concluyentes, siendo incluso los resultados -en algunos casos-, contradictorios. Entre éstos se ha descubierto que el olor de la leche de la madre cambia cuando ésta ingiere alcohol y que el niño recibe menos leche. En otra investigación se determinó que la ingestión de cerveza aumenta los niveles de prolactina (hormona que ayuda a sintetizar la lecha) en la sangre, después de 30 minutos de su ingesta. “Otra hormona que existe en el cuerpo de las madres, la oxitocina, también es afectada por la ingestión del alcohol. La oxitocina gobierna el reflejo de eyección de la leche, entre otras cosas. Cuando una madre oye llorar a su hijo, la oxitocina hace que su leche baje. La oxitocina se libera a través de muchas vías sensoriales que incluyen la visión, el tacto, el olfato, y escuchar o pensar en su hijo”. Los investigadores consideran que existe la posibilidad de que cuando una madre lactante consume suficiente cantidad de alcohol, se pueda alterar su reflejo de bajada de la leche. Las variaciones en el peso de las mujeres también afectan a la desintoxicación. Las mujeres más delgadas necesitan más tiempo para metabolizar la misma cantidad de alcohol que las mujeres de mayor peso. Como el hígado adulto procesa el alcohol a una tasa constante, cuanto más alcohol se consume, más tiempo se invierte en eliminarlo. A medida que el alcohol se va eliminando de la sangre de la madre, también se va eliminando de su leche. Por lo tanto se recomienda que las madres esperen para dar de mamar al menos dos horas después de haberse tomado una copa. El que una madre lactante beba en una o dos ocasiones no hará daño a su bebé. Sin embargo, es importante recordar: •La edad del niño es importante. Un recién nacido con un hígado inmaduro será más fácilmente afectado que un niño mayor. •El peso y talla de la mujer pueden repercutir en cómo su organismo procesa el alcohol. Por eso la cantidad de alcohol que consume es importante. Diluir un vaso de vino con agua y beberlo despacio es una forma de limitar la ingesta. También es corriente ver que la gente elija agua embotellada o soda, algunas veces con un poco de limón añadido. Comer al mismo tiempo que se bebe es una forma de disminuir la tasa de absorción. Las comidas ricas en grasas, en particular, disminuyen la absorción de alcohol. •Se pueden considerar alternativas. Una madre puede elegir una bebida sin alcohol. Si elige una bebida con alcohol, puede esperar a que el alcohol se elimine de su cuerpo antes de dar de mamar a su bebé. Esto funciona bien si el bebé duerme toda la noche de un tirón. Si siente los pechos muy hinchados, puede bombear la leche para sentirse más cómoda. Puede planear esto con antelación y sacarse leche antes de beber y tenerla guardada para la ocasión. Debe tener confianza en dar de mamar a su bebé si bebió poco alcohol, en vez de darle a su hijo leche artificial. Hay peligros documentados en la leche de fórmula, pero ninguna investigación ha podido probar que es peligroso amamantar a un niño si su madre se ha tomado un vaso de vino en una boda. Artículo realizado con información extraída de las páginas web: Lalecheleague.org: http://www.lalecheleague.org/Lang/LangLVAprMay97.html Maternidad.com: http://www.tumaternidad.com

 

 

  • 1/
Si te gusto este Artículo presiona el Botón Compartir
Articulos Relacionados de Maquillaje

Te Puede Interesar Leer

loading...