Esas Indeseables Manchas en La Piel

  • 5/13/2008 10:19:06 PM
  • Mamá

El cloasma, o melasma, se incluye dentro de las afecciones llamadas discromías, que se manifiestan con irregularidades en el color de la piel. Durante el embarazo es común esta afección. El cloasma gravídico o del embarazo es una entidad dentro de un nombre más abarcativo, el melasma. Cloasma y melasma son sinónimos, y representan una hiperpigmentación adquirida de la piel, en las zonas expuestas a la luz solar. El melasma puede tener distintas causas, algunas que no se conocen -idiopáticas-. Pero la más frecuente es el embarazo. Y aquí sí se lama cloasma gravídico. Se puede afirmar que la luz solar es el factor decisivo en la aparición del melasma o cloasma. Al cloasma o melasma se le llama la máscara del embarazo porque se manifiesta con manchas pardas de intensidad variable, irregulares, sobre la piel de las mejillas, frente, sienes y región peribucal, remedando el aspecto de una máscara. El problema es más frecuente en mujeres morenas. Con respecto a las embarazadas, estas manchas pueden aparecer desde el segundo mes de gestación, e ir acentuándose a medida que ésta avanza. Junto con la cara también se van hiperpigmentado las aréolas mamarias, la vulva y región perianal -alrededor del ano-, las cicatrices y la línea blanca abdominal -que va desde el ombligo al pubis. Pero no todas las mujeres embarazadas necesariamente padecerán cloasma. Una mujer embarazada, genéticamente predispuesta, ante la exposición solar, es más probable que se hiperpigmente, comparada con una embarazada no predispuesta. Al observar con qué frecuencia aparece el cloasma en las mujeres embarazadas dentro de una misma familia, se puede sospechar esa predisposición. Pero, como la biología no es una ciencia exacta, la aparición de cloasma, su severidad y repetición en embarazos posteriores, no se puede precisar. Para evitarlo será imprescindible la protección solar, de acuerdo al tipo de piel de cada paciente. ¿Qué sucede cuando el cloasma persiste? En este caso se recurrirá a un tratamiento local con medicación específica, aunque no siempre podría resultar efectivo. Si bien el tratamiento del cloasma lo realiza el dermatólogo, las embarazadas pueden colaborar en su prevención. Para ello, sería conveniente evitar la exposición directa al sol, especialmente en las horas de mayor intensidad lumínica. Así pues, un buen sombrero, una pantalla solar de protección total y… a disfrutar del embarazo.

  • 1/
Si te gusto este Artículo presiona el Botón Compartir
Articulos Relacionados de Maquillaje

Te Puede Interesar Leer

loading...