La importancia del desayuno.

  • 5/13/2008 11:34:35 PM
  • Mamá

En realidad, muchas personas omiten el desayuno y no precisamente por estar de acuerdo con los autores de La antidieta. Cualquiera de éstas puede ser la excusa de quienes no acostumbran desayunar: No me da tiempo, Más tarde como algo, No puedo ver comida tan temprano en la mañana, quiero bajar de peso...

Todos los que así se expresan no han comprendido aún la importancia del desayuno para tener y mantener una buena salud. Es cierto que pasar por alto la primera comida del día no implica caer desmayado al instante, pues el cuerpo utiliza las reservas de nutrientes como fuente de energía, pero esto conduce a cambios metabólicos que pueden perjudicar la función normal del organismo; por otra parte, el que pretenda bajar de peso omitiendo el desayuno está en un error, ya que está demostrado que saltarse cualquiera de las comidas sólo trae como consecuencia llegar más hambriento a la siguiente, devorando entonces todo lo que encuentre sin acordarse de la dieta. Ninguna de estas excusas son válidas.

El primer alimento del día ha sido señalado en las últimas décadas como la manera más saludable de comenzar la jornada. El desayuno, en especial cuando es bajo en grasa y rico en carbohidratos, mejora el rendimiento mental de niños, jóvenes y adultos. A propósito de los niños: nuevas evidencias indican que un buen desayuno puede marcar la diferencia en las calificaciones escolares de los más pequeños de la casa.

En abril pasado se celebró en Napa Valley (California) un simposio internacional con el tema Desayuno y rendimiento, patrocinado por la compañía Kelloggs. En esta reunión. un grupo de neurocientíficos, nutricionistas, fisiólogos. educadores y sicólogos, llegaron a la conclusión de que los niños que no desayunan ven afectadas algunas funciones cognoscitivas como, por ejemplo, la habilidad para recordar y utilizar información recién adquirida, la fluidez verbal y el control de la atención. Ernesto Pollit, organizador del mencionado simposio, asegura que la función cerebral puede ser más vulnerable en dos períodos del ciclo vital: en niños cuyas facultades cognoscitivas están en proceso de maduración y en adultos mayores en los que estas facultades están en declive. La omisión del desayuno afecta ciertas habilidades, como las relacionadas con la memoria de trabajo. La disminución de la velocidad y exactitud en pruebas la memoria inmediata, la memoria tardía, la memoria de reconocimiento y la memoria espacial, son funciones necesarias para el proceso de aprendizaje escolar que también pueden alterarse cuando se pasa por alto el desayuno.

Un estudio reciente realizado en Israel, con niños entre 11 y 13 años, demostró que los que consumieron hojuelas tostadas de maíz 30 minutos antes de comenzar las clases. mejoraron significativamente algunas habilidades de la memoria en comparación con los que no desayunaron.

En los Estados Unidos de América también se han observado mejorías en las notas de lectura y matemáticas de los niños involucrados en programas de desayuno escolar. Y en general. todas las investigaciones apuntan hacia la conclusión de que los efectos de un desayuno completo y balanceado se traducen en un mejor rendimiento académico. El desayuno es una medida sencilla que pueden poner en práctica los padres, no sólo para preservar el bienestar físico de sus hijos sino también para ayudarlos en su proceso de aprendizaje escolar.

Tomado de: Cyberpediatra.

  • 1/
Si te gusto este Artículo presiona el Botón Compartir
Articulos Relacionados de Maquillaje

Te Puede Interesar Leer

loading...