Trastornos Pasajeros (Pero que se deben controlar) Parte I

  • 6/12/2009 6:09:18 PM
  • Mamá

HEMORRAGIAS.

Son perdidas abúndate de sangre roja con coágulos grandes y malolientes. Justo después del parto, indican que el útero no se está contrayendo adecuadamente. Se detienen con medicamentos que contraen o éste. En los días posteriores, pueden señalar que en el útero han quedado restos de la placenta o de las membranas (de la bolsa de aguas), que de permanecer en el interior de la matriz pueden llegar o provocar una infección. Si se confirma, el especialista los extraerá mediante un legrado y recetará antibióticos paro prevenir lo infección.

ANEMIA.
Es normal que a la nueva mamá le falte hierro a consecuencia de la perdida de sangre y a la vez se sienta débil y cansada. La anemia se trata con reposo, una buena alimentación y, en ocasiones, con un suplemento de hierro. En casos muy graves, que son pocos, estaría indicada una transfusión.

EDEMAS.
La hinchazón de manos y tobillos por retención de líquidos es más frecuente durante el embarazo, pero también puede aparecer en el posparto, ya que el organismo debe reajustarse en función de lo cantidad de agua que ha quedado en el cuerpo tras el parto. Es aconsejable descansar con las piernas un poco elevadas y mantener una dieta equilibrada. Es un trastorno pasajero que suele desaparecer por sí solo en uno semana.

SE SUELTAN LOS PUNTOS.
No es común; sin embargo, en algunos casos los puntos de la episiotomía pueden soltarse; lo que ocasiona dolores en la zona y fiebre, porque es fácil que se infecten. Hay que acudir al especialista para que vuelva a coser la cicatriz. La infección se trata con antibióticos y las molestias se alivian con analgésicos.

  • 1/
Si te gusto este Artículo presiona el Botón Compartir
Articulos Relacionados de Maquillaje

Te Puede Interesar Leer

loading...