4 Formas de Hacer de la Cena un Verdadero encuentro Familiar para tus Pequeños

La crianza de los hijos no es tarea fácil ni cuenta con una fórmula mágica que nos ayude a saber si lo estamos haciendo de la forma adecuada o la más correcta.

La relación de los padres con los pequeños siempre debe estar orientada bajo la confianza, el respeto y la responsabilidad del uno con el otro. Cada día son más las ocupaciones que tienen los padres, e incluso los hijos, que les impiden compartir tanto como quisieran y deberían.

Por eso hoy te mostraremos 4 formas en las que podrás hacer de la hora de cenar, un encuentro familiar que te permita acercarte y disfrutar más de tus hijos.

Disfrutar la Cena en Familia

1. Contar Historias

Convierte el tiempo de la cena en un espacio de comunicación familiar. Es un buen momento para que tus hijos conozcan historias y anécdotas de vuestra vida, de cuando eráis pequeños como ellos o de lo que queréis conseguir en un futuro, así sentirán un vínculo mayor ya que, al conoceros más profundamente, estarán más unidos a vosotros, vuestros gustos y deseos.

2. Conoce su Día a Día

Tendemos a pedir que los niños nos comuniquen su día a día con todo lujo de detalles, convirtiendo estos momentos en monólogos aburridos y pesados porque “mamá, es que he hecho MUCHAS COSAS”. Si comparten su día a día de manera bidireccional la relación será mucho más fluida y favorecerá que los pequeños se comuniquen con naturalidad cuando lo necesiten. Frases del estilo “Pues yo hoy he ido a tomar un café con mi compañero Juan en el recreo, ¿tú con quién has jugado en el tuyo?” son mucho más efectivas que “¿Con quién has jugado hoy?”.

3. Nada de Celulares

Parece obvio pero pecamos de no ‘desconectarnos digitalmente’ mucho más de lo que pensamos. Si queremos generar un buen marco de comunicación, los móviles, la tele o la radio deben permanecer apagados o fuera de nuestro alcance para que no interfieran en los momentos de la familia.

Sobremesa

Inventaros algo divertido hacia el final de la cena. Una ronda de chistes o jugar a las palabras encadenadas nos permitirán crear un ambiente ameno y relajado que propiciará un sueño tranquilo y reparador.

Recoger la Mesa

Los niños ya saben que su responsabilidad principal es la escuela (y todos los deberes que en ella les exigen) pero no debemos dejar que piensen que eso es todo. Nosotros hacemos la compra, pagamos facturas, limpiamos la casa… y aunque pedirles esto mismo a ellos es un sinsentido, sí podemos dejar que asuman otras responsabilidades con nosotros como, por ejemplo, recoger la mesa tras la cena. Uno quita los platos sucios, otro guardan lo limpio, y mientras papá recoge las migas, ¡mamá saca la fruta de la nevera!

Culmina este encuentro familiar, llevándolos a la cama, llenándoles de beso y recordándoles lo mucho que los amas.

  • 1/1
Si te gusto este Artículo presiona el Botón Compartir
Articulos Relacionados de Maquillaje

Te Puede Interesar Leer

loading...