Consiente a tus Pequeños con estas Recetas de Meriendas que les Encantarán

Una de las labores más arduas de las madres es la alimentación de sus hijos, lograr agradar el paladar de nuestros pequeños en ocasiones es una tarea difícil, más no imposible.

Procurar una dieta balanceada y nutritiva para nuestros bebés no será una ardua tarea si tomas en cuentas estas pequeñas recetas de meriendas que traemos para ti y los reyes de tu hogar.

Sandwich de Mantequilla de Maní o Cacahuate: La mantequilla de maní o cacahuate está constituida como una excelente fuente de proteína natural, magnesio y ácido fólico, lo que la convierte en una excelente elección a la hora de dar una merienda a los niños.

Es importante que a la hora de elegir la mantequilla de maní la misma no tenga grasas hidrogenadas adicionadas, que se utilizan para evitar que la mezcla se separe. También puedes tomar en cuenta y probar con la mantequilla de almendra o de semillas de girasol. Son buenas alternativas para la gente con alergia a las nueces.

Serpiente en Bagel: Parte un bagel a la mitad y cada mitad en semicírculos. Arregla las partes en el plato en forma de S como una serpiente. Pon encima una mezcla de atún, un cuarto de taza de apio picado, una cucharadita de mayonesa y tomates cherry picados. Será un plato que tu hijo disfrutará al máximo.

Pizza en Muffin: Con esta receta podrás incluir a tu pequeño, según su edad, en la preparación. Es sencillo hacer una pizza en un muffin inglés (english muffin) o un pan de bollo individual, tan solo deberás añadir salsa de tomate para pasta en la mitad de un pan y deja que tu hijo le ponga sus ingredientes favoritos (asegúrate de ofrecerle algunos vegetales rebanados que contribuyan con los aportes necesarios de vitaminas y minerales). Pon queso rallado encima y mételo al horno tostador hasta que el queso se derrita un poco.

Sandwiches Divertidos: Puedes darle un toque diferente a los sándwiches con una nueva presentación, podrías hacerlos enrollados rellenos de queso y pavo o queso crema y arándanos. También puedes realizar una salsa con queso crema y espinacas, o agregar al pan un poco de salsa rosada, todo lo que agregue color será más atractivo y divertido para tu pequeño.

Sopas Sencillas: Una sopa de frijol es muy nutritiva, solo haz una mezcla de frijoles, cebolla, ajo y consomé. Una sopa fría de vegetales también es una buena opción así como el caldo de pollo con arroz. Si tu hijo ama las pizzas dale una sopa de tomate que tenga algo de pepperoni y queso gratinado encima.

Huevos: Portadores de proteína y vitaminas por excelencia, los huevos no solo son buenos al ingerirlos en el desayuno, también puedes incluirlos en las meriendas agregando un poco de carnes frías picadas y queso para ser el relleno de un delicioso sándwich. Para una versión más saludable hazlos con espinacas y si tienes sobras de espagueti, caliéntalo en el sartén y añádele huevos para un omelette de espagueti.

Pasta: son la opción que más le gusta a los niños, sin importar su edad. Hay variedades increíbles en el mercado, prueba con distintas para que hagas las meriendas más versátiles. Puedes sumarles ingredientes como vegetales, pollo, carne o diversos tipos de queso.

  • 1/1
Si te gusto este Artículo presiona el Botón Compartir
Articulos Relacionados de Maquillaje

Te Puede Interesar Leer

loading...